Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios FA propone un espacio para todas las religiones en la rambla

LA REPÚBLICA |

Del Parlamento podría estar naciendo una solución que apunta a ponerle fin, de manera salomónica, al debate sobre la instalación de una imagen de la Virgen María en la zona de la Aduana de Oribe, en la rambla a la altura del puerto del Buceo.

Ya está en manos de los ediles del Frente Amplio una propuesta urbanística que apunta a resumir en un espacio libre y plural, todas las tendencias religiosas conocidas. El senador del Frente Amplio y del MPP, Rubén Martínez Huelmo, contó a LA REPÚBLICA los detalles de la iniciativa que, de prosperar, podría colocar a Uruguay en un sitial diferencial sobre la concepción religiosa.

“Buscamos imbuir al lugar deseado por la comunidad católica de un espíritu ecuménico, libre, de amplia confluencia, en donde confluyan todos los pensamientos religiosos” sostuvo el legislador. Confesó que “tomamos el pensamiento esgrimido por el papa Francisco en el sentido de que todos somos hijos de un mismo dios y en ese sentido pensamos que debería buscarse darle al espacio público un lugar para todos los montevideanos por igual y que los ampare en el más amplio sentido de la palabra.

Martínez Huelmo entiende que el lugar definido por la grey católica para eventualmente instalar una imagen icónica de la Virgen María es un espacio privilegiado de la ciudad y debe mantener la línea urbanística. “No es un área baldía; es uno de los mejores puntos de la ciudad y así debería mantenerse sin pretender transformar el lugar en una plaza porque rompería el esquema de espacio natural y abierto”, manifestó.

Para el Frente Amplio, la constitución de un área común que simbolice la confluencia de todas las tendencias y creencias religiosas, desde el catolicismo y sus variantes hasta el umbandismo, “es una demostración de tolerancia y construcción” apuntó el senador “porque reforzaría además que en Uruguay es posible la unión ecuménica, a diferencia de otros lugares en el mundo donde, en nombre de la religión se cometen los peores crímenes”.
La propuesta que ya está en los despachos de los ediles montevideanos del Frente Amplio sería una manera de laudar una polémica que se instauró hace meses tras una petición de la Iglesia Católica y del arzobispo Martín Sturla de colocar una imagen en ese lugar de la rambla capitalina.

“A mí no me asustan las cruces” confesó el senador frentista. “Ya tenemos cruces en el cerro San Antonio, en el centro de Montevideo, hay capillas en el cerro del Verdún y en varios lugares del país. Lo que sí hay que hacer es un llamado a la confluencia ecuménica para instalar un espacio libre y abierto para el disfrute de todos, desde protestantes, judíos, armenios, griegos, umbandistas, musulmanes y católicos y desde sus tendencias religiosas le hablen a los montevideanos. Es una propuesta unitaria, de respeto y tolerancia, algo que simboliza el Estado uruguayo”, destacó Martínez Huelmo.

Pedido

La Arquidiócesis de Montevideo trasladó a la Intendencia su pedido de instalación de la imagen de la Virgen María en la zona de la rambla capitalina.

Sus argumentos son que el pedido surgió de parte de laicos católicos hace cinco años. Allí se reúnen creyentes cada cuarto sábado de enero para el rezo del “Rosario por las familias”.

Confiesasn que el pedido “no es fruto de una estrategia pensada y menos aún de un deseo de apropiarse de un espacio” pero entienden que la imagen es una “persona histórica, madre de Jesús de Nazaret, el hombre que ha marcado la historia de la humanidad”, destacando que en nuestro país el nombre de “Virgen María” es el primero que aparece asociado a la toponimia desde que llegaron los españoles a esta tierra.

“Creemos que poner una imagen de la Virgen María no es apropiarse de ningún espacio” sostienen, argumentando que “es del mismo modo que los monumentos de personas de los diversos partidos que ya  existen, no significa que la colectividad perteneciente a este partido o a esta tradición se apropie del lugar”.