Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Escándalo en Chile: monjas denuncian abusos sexuales de curas

TELENOCHE |
http://www.telenoche.com.uy/mundo/escandalo-en-chile-monjas-denuncian-abusos-sexuales-de-curas.html

Una investigación periodística se suma a la imputación del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, y los datos de la Fiscalía sobre 158 miembros de la Iglesia indagados por abusos.

Un grupo de exmonjas de Chile denunció que fue víctima de abusos sexuales por parte de algunos curas durante su estadía en la Congregación de las Hermanas del Buen Samaritano, ubicada en Molina, región de Maule, 210 kilómetros al sur de Santiago.

“El sacerdote siempre estuvo abusando de las hermanas, sexualmente”, dijo la exreligiosa Celia Saldivia, quien no especificó el nombre del cura, según recoge el informe especial “El fin del silencio: ‘No somos esclavas, somos mujeres'”, del canal 24 Horas.

“Muchas veces vi a las hermanas desnudas en la habitación, mientras él las revisaba”, anadió Saldivia. La exmonja lo encaró en una oportunidad y le preguntó por qué hacía eso, y él le respondió: “Es que yo nunca he visto a una mujer desnuda y quiero verla. ¿Por qué? ¿Qué tiene?”.

Eliana Macías, otra de las exmonjas, confesó que fue violentada sexualmente por un sacerdote, cuyo nombre tampoco reveló. “La primera vez que me vio, en Molina (…) se me queda mirando y me dice ‘esos senos están muy abajo’ y me pescó así para arriba”, dijo. Contó que el cura “entraba a las habitaciones”, y precisó: “Entonces justo llegó a mi cama y me levantó la ropa y dijo: ‘Hace mucho frío aquí’. Yo me levanté y dije: ¿quién está aquí?”.

En el reportaje también se recoge el testimonio de Yolanda Tondreaux, quien reveló que los abusos comenzaron apenas se puso los hábitos: “Un cura me abrazó, me acercó a su pecho, ¡a su pecho!, y después comenzó a darme besitos” que llegaron hasta los labios. Indicó que se zafó del sacerdote “porque me di cuenta, me dio asco”.

ABUSOS. Las religiosas dicen haber denunciado los hechos a su superiora, Patricia Ibarra, pero no tuvieron la respuesta que esperaban. Tondreaux afirmó que fue tratada de “mentirosa” por parte de Ibarra, quien además le ordenó confesarse con el cura que al que había denunciado.

Consuelo Gómez, otra de las exreligiosas, dijo que Ibarra la trató “como si fuera una terrorista” y le “quitó todo” y luego tuvo que transformarse “en la sirvienta de ellas, por haber denunciado el abuso”.

DENUNCIAS. Las investigaciones periodísticas sobre abuso de monjas en un convento, la imputación del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, y los datos de la Fiscalía sobre 158 personas relacionadas con el clero indagadas por abusos sexuales han dejado a la Iglesia católica de Chile como una olla a presión.

Cada vez con más regularidad el clero chileno se ve sacudido por nuevas investigaciones o acusaciones en su contra con un denominador común: los presuntos abusos sexuales contra menores o adultos y el encubrimiento de estos casos por la jerarquía católica.

La presión aumentó el martes con el llamado del Ministerio Público contra el cardenal Ezzati por la presunta comisión de encubrimiento en casos de abusos sexuales en el seno clerical.

El Arzobispado de Santiago anunció la citación y comunicó que la máxima autoridad de la Iglesia católica en el país sudamericano tendrá que declarar el próximo 21 de agosto en la ciudad de Rancagua, a unos 90 kilómetros al sur de la capital chilena.

Allí tendrá que dar cuenta de las acusaciones en su contra por supuestamente haber conocido denuncias de abusos sexuales pero no avisar a tiempo a la Justicia.

La Fiscalía Nacional de Chile ha tomado nota de los casos que han sido registrados en las oficinas regionales del Ministerio Público y al inicio de la semana informó sobre la existencia de 158 personas relacionadas con el clero que han sido o están siendo investigadas por los mismo delitos.

De los investigados, la gran mayoría están calificados como “obispos, curas o diáconos”, bien sean participantes o no de congregaciones, todos enmarcados en un total de 144 investigaciones distintas sobre casos indagados desde el año 2000, aunque hay hechos reportados desde el año 1960.

Más repercusión que las decenas de investigados tuvieron las 266 víctimas contabilizadas en esas investigaciones, sobre todo teniendo en cuenta que 178 de ellas eran menores en el momento en que se cometió la agresión.

La gran mayoría de las investigaciones fueron ya cerradas con sentencias, absoluciones o archivadas, pero todavía se mantienen abiertos 36 casos que están siendo investigados.

En base a RT y EFE