Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Encuesta sobre trabajo infantil es “vieja”: fue elaborada en 2009 [de interés]

LA REPUBLICA |

http://www.republica.com.uy/elaborado-en-2009/602933/

INFORME PUBLICADO AYER POR EL DIARIO EL PAÍS ESTÁ BASADA EN DATOS DE HACE OCHO AÑOS

Autoridades y técnicos del Ministerio de Trabajo aseguraron que la encuesta publicada ayer por el diario El País, basada en un informe anual del Departamento de Estado de los Estados Unidos es “vieja” y corresponde, en realidad, a la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en coordinación con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “entre los meses de setiembre de 2009 y mayo de 2010”.

Ayer, El País cita un informe anual de Derechos Humanos del Departamento de Estado de Estados Unidos “que maneja datos de 2014” en el cual se “advierte que 67 mil niños y adolescentes trabajan en Uruguay cuando solo se otorgaron unos 3800 permisos laborales para menores”.

En realidad, el informe fue difundido por primera vez en Uruguay en junio de 2010 bajo el gobierno de José Mujica, según pudo comprobar LA REPÚBLICA, a cuya primera edición tuvo acceso en la tarde de ayer.

En dicho trabajo colaboró el Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CETI) que preside la Inspección de Trabajo y participan el INAU, el Mides, el MEC y otros organismos públicos. Además, participaron el PIT-CNT, las cámaras empresariales más representativas y la Asociación Nacional de Organizaciones No Gubernamentales Orientadas al Desarrollo (Anong).

Si bien existen antecedentes de recolección de datos estadísticos sobre trabajo infantil en el Uruguay (1999, 2006), la información que surge de dicha Encuesta constituye “la única medición sobre trabajo infantil en el país que se realiza con una metodología validada y comparable entre distintos países”, según confirmó a LA REPÚBLICA el economista Juan Pablo Martínez, Encargado de la Unidad Estadística del Ministerio de Trabajo.

Por su parte, el inspector general de Trabajo Gerardo Rey manifestó a LA REPÚBLICA su sorpresa por el informe publicado por el matutino.

“Se trata de un informe que toma datos estadísticos de una encuesta hecha en 2009; ustedes mismos hicieron referencia a ese documento en 2014; es un informe viejo que está basado en una encuesta especial que se hizo en el país para ver la realidad del trabajo infantil”, precisó.

Rey aclaró que si bien las cifras manejadas son correctas “hay que darles contexto”. “En aquel entonces, fíjense que estamos hablando de una encuesta de prácticamente ocho años atrás, donde notoriamente deben haber cambiado las cosas, pero a su vez dentro de esos 67 mil que menciona la encuesta, la inmensa mayoría eran menores de entre 15 y 17 años.

Es decir, el trabajo infantil, el prohibido propiamente dicho, es marginal en nuestro Uruguay. Lo que sí podemos decir, es que el INAU entrega del orden de los 4 mil o 5 mil permisos de trabajo al año, que están autorizados por el INAU a trabajar bajo ciertas condiciones; que no realicen jornadas de más de 6 horas, que no lo hagan en tareas peligrosas y además el INAU hace el seguimiento para que el menor esté vinculado a la Educación”. Agregó que “en el Uruguay de hoy, en las inspecciones de trabajo encontrar a menores en infracción es mucho menos del 0,5% del total de las actuaciones inspectivas”.

Para el gobierno uruguayo, este informe “es viejo y carece de actualización”. “El Departamento de Estado toma para elaborar ese informe en 2014 datos del 2009”, aseguró Rey. Confirmó que por ahora, se trata del único informe que se ha hecho con esas características. “Repetir el mismo tipo de informe sería muy costoso; entonces, las prioridades se pusieron en otras cosas, por ejemplo, en dar difusión a que la gente saque el permiso del menor”.

No descartó que en el correr de este año, el Ministerio de Trabajo actualice los datos, “tal vez no con un informe con esa profundidad porque el foco está en otras cosas porque de la fiscalización no surge que tengamos ahí un problema grande”.

En tanto que, el economista Martínez todo lo que me ha tocado estudiar desde el Ministerio de Trabajo e incluso antes sobre la situación del trabajo infantil y las características del mercado de trabajo, me dan a entender claramente que los indicadores tienen que haberse modificado a la baja por la mejora de los indicadores sociales, laborales y por la mejora de los indicadores de la cobertura de la Educación Media. Si después de lo que pasó en estos últimos ocho años en el Uruguay, el trabajo infantil ha aumentado yo no entendí nada, me llamaría demasiado la atención”, finalizó.

La Encuesta de 2009 detectó que en el año 2010 había un 9,9% de los niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años que se encontraban en situación de trabajo infantil. Según un informe elaborado por el economista Martínez, se distingue que:

– del 9,9% había un 5,3% que correspondía a adolescentes de entre 15 y 17 años, o sea, por encima de la edad mínima de admisión al empleo de Uruguay; por lo tanto el problema de esta población era que trabaja sin autorización de INAU, tanto porque lo hacía en un tarea peligrosa como porque lo hace en la economía informal;

– del mismo 9,9%, el otro 4,6% correspondía al trabajo infantil propiamente dicho, o sea, que son niños y niñas de 5 a 14 años que realizaban cualquier tipo de actividad económica (trabajo).

La Encuesta de 2009-2010 “proporcionó un conjunto muy relevante de información. Asimismo, en dicha investigación se realizaron 2 modelos probabilísticos para analizar las variables que resultan más relevantes para explicar el trabajo infantil, y entre éstas se destacan: el grupo de edad al cual pertenecen los niños o adolescentes, el sexo, si asisten o no a un centro educativo, el área de residencia, el ingreso del hogar, la cantidad de personas que lo componen y el nivel educativo del jefe del hogar”.

Tomando en cuenta todos estos aspectos, agrega el economista, ” las situaciones de trabajo infantil en Uruguay han disminuido”. “Las importantes mejoras sociales y laborales que ha atravesado la población obviamente impactan también en los niños, niñas y adolescentes, favoreciendo su inserción educativa, evitando la inserción temprana en el empleo y permitiendo alejamiento del mercado de trabajo informal para aquellos que se encontraban en dicha situación”.

En otra parte del informe, se señala que, “actualmente, desde el Ministerio de Trabajo y el INAU, con participación de otros organismos públicos y en coordinación con los actores sociales, se está implementando el plan de acción, cuyas acciones principales son:

– actualización del listado de trabajos peligrosos para las y los adolescentes (de acuerdo a lo establecido en el Convenio Internacional de Trabajo Nº182, ratificado por Uruguay);

– fortalecimiento del acceso de los adolescentes al trabajo permitido y no peligroso (autorizado por INAU);

– preparación de la segunda encuesta nacional sobre trabajo infantil (la encuesta requiere una serie de acuerdos sociales para la actualización de las definiciones y del propio cuestionario a aplicar, de acuerdo a lo establecido por la OIT);

– formación de organismos públicos y actores sociales de todo el país;

– intercambio permanente de información entre INAU y MTSS”.