Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios En Pascua, Sturla recordó a quienes son perseguidos

EL OBSERVADOR

http://www.elobservadormas.com.uy/noticia/en-pascua-sturla-recordo-a-quienes-son-perseguidos_477469/

Homilía. Al igual que el papa, habló de los “jóvenes mártires” de Kenia, Egipto y Pakistán

Durante la misa de Pascua que presidió este domingo en la catedral, el arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla, habló de los cristianos que son perseguidos y resultan víctimas de hechos violentos en el mundo.

Su mensaje continuó la línea de pensamiento de lo que el papa Francisco manifestó horas antes, durante la misa celebrada en la plaza de San Pedro en el Vaticano (ver página 21).

En su homilía, el cardenal, que comenzó recordando una tradición medieval de realizar chistes antes de desear felices Pascuas, como forma de hacerlo “con alegría”, aseguró que se vive un “tiempo de martirio”, y que la Pascua no debe hacer olvidar a los 147 jóvenes que fueron asesinados en Kenia el jueves santo, quienes “dieron su vida por el hecho de ser cristianos”.

Sturla recordó además a los 21 cristianos de Egipto, “a los que les cortaron la cabeza hace un mes”, y a lo sucedido en dos iglesias cristianas de Pakistán, responsabilidad de “suicidas llenos de bombas y donde un muchacho cristiano fue capaz de agarrar a uno de ellos para intentar sacarlo, sabiendo que moriría cuando explotó la bomba”.

“Esos son testigos de la fe, mártires. Pero lo bueno es que tanto los chicos del jueves santo, como los egipcios, murieron con el nombre de Jesús. Cristo Jesús. Ese nombre, aunque no estemos llamados al martirio, ese es el nombre para pronunciar en cada momento de la vida”, expresó.

Por otra parte, Sturla se refirió a quienes “incluso estando enfermos” dicen estar felices. “Esa es la alegría de la Pascua”, aseguró, por lo que remarcó la necesidad de dejar de lado el pesimismo y dejar de pensar en lo que se podría tener que “impide pensar en la gratitud. Toda nuestra vida está llamada a la eucaristía, que en griego es acción de gracia”, concluyó. l