Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios En la Aguada y la catedral celebran por la educación

EL PAÍS |

http://www.elpais.com.uy/informacion/aguada-catedral-celebran-educacion-colegio.html

EL PRIMER COLEGIO SE INSTALÓ EN LA CASA NATAL DE BATLLE Y ORDÓÑEZ

El Colegio y Liceo Sagrada Familia celebra sus 125 años y los 150 de la Pascua del Hermano Gabriel Taborin, fundador de la congregación. El próximo sábado habrá una misa en la Catedral de Montevideo con la presencia de monseñor Sturla.

El 24 de noviembre de 1864 murió Gabriel Taborin, religioso pero no sacerdote, laico consagrado y fundador de los Hermanos de la Sagrada Familia en Francia. En 1835 había afianzado la primera comunidad en el pequeño pueblo Belmont, y cinco años después se trasladó a Belley, en donde adquiere un inmueble que será la base de la futura Casa Madre y noviciado de la congregación, aprobada y reconocida por la Santa Sede el 28 de agosto de 1841.

Cuando Taborin falleció, a los 65 años de edad, más de 160 hermanos se hallaban distribuidos en 50 pequeñas comunidades de la Sagrada Familia, entre escuelas, pensionados, orfanatos y sacristías. La comunidad llega a Uruguay en 1889, abriendo un colegio para 7 alumnos en una casona ubicada en Yaguarón y Lima, cerca de la hoy basílica de la Aguada. En esa vivienda que estuvo deshabitada desde 1883, curiosamente había nacido y vivido José Batlle y Ordóñez.

Antes los cuatro hermanos que integraron la misión y salieron un 20 de febrero de Marsella para arribar un 20 de marzo, debieron quedarse dos días en cuarentena en el lazareto de la Isla de Flores, debido a la epidemia de fiebre amarilla. Luego residieron en el convento de los padres capuchinos de la calle Canelones.

En forma más extensa y minuciosa todo esto se relata en el libro “Hermano Damasceno”, que los autores Néstor Achigar, Hugo Varela Brown y María Beatriz Eguren dedican a quien trascendió el ámbito religioso de la Sagrada Familia escribiendo textos de historia y haciéndose famoso por la sigla HD.

Más acá en el tiempo.
El 25 de agosto de 1927 se colocó la Piedra Fundamental del actual edificio de la Avenida Libertador Lavalleja, entre Lima y Nicaragua. La obra fue construyéndose en distintas etapas, desde 1930 y hasta terminarse la fachada en 1943. En 1956 se erigió la biblioteca, y edificaciones para el nivel inicial y residencia de los hermanos.

Cuatro años después la Sagrada Familia contaba con 150 alumnos pupilos y 250 medio pupilos. En 1971 se suprimen los pupilos y en el ´76 el instituto se convierte en mixto total. El pre-escolar mixto ya existía en 1971. En 1982, la matrícula total alcanzó el máximo número de alumnos: 1.997. Hoy cuenta con 1.300 alumnos distribuidos en las tres ramas de la enseñanza.

La misión.
“La misión de la comunidad y del instituto es la educación, el servicio de la catequesis, la pastoral, el apoyo a la parroquia”, dijo a El País el actual director, hermano Aurelio Arreba.

“Tenemos algunos sacerdotes para el servicio pastoral, pero la comunidad es laica, no tenemos las órdenes sagradas. La finalidad es el seguimiento de Jesús a través de la misión específica de educar y apoyo a la iglesia local, a la diócesis en toda la parte litúrgica. También tenemos una residencia para estudiantes universitarios. Lo básico es la vivencia en comunidad; el colegio es católico pero viene todo tipo de personas. Y recibimos también a jóvenes del interior que vienen a estudiar a Montevideo. En nuestra residencia hay unos setenta y otros treinta en la residencia que se alquila, en donde era Ponti. Y hay una residencia femenina en la calle Minas. En Uruguay no tenemos como en Argentina el nivel terciario, les damos alojamiento”.

El edificio de la Sagrada Familia ocupa casi una manzana; solo queda una casa particular en la calle Nicaragua y Yaguarón. Otras dos viviendas están prestadas a un CAIF, a raíz de una iniciativa de la parroquia que dio lugar a una asociación civil que integra gente del colegio y grupos juveniles, incluidos los del Colegio San Juan Bautista, fundado en 1930.

Este martes 24 se conmemora la muerte del fundador de la Sagrada Familia, en una jornada organizada a las 18:00 horas dentro del instituto de La Aguada, y conocida como merienda taboriniana.

“Vamos a reunirnos con todo el personal, es un momento de intercambio. También vamos a celebrar los 50 años de vida religiosa del hermano y referente acá, José María de la Fuente. Después, el sábado 29, a las 12:00, tendremos en la catedral la Eucaristía, la misa de acción de gracias por los 125 años de la presencia de los primeros hermanos y los 150 de la muerte del hermano Gabriel Taborin. La va a presidir monseñor Daniel Sturla, que es ex- alumno nuestro, del San Juan Bautista. Está siempre muy cercano a la comunidad. Otra celebración será el 6 de diciembre, cuando nos encontremos todos los equipos directivos, los educativos y de pastoral, para cerrar el año y presentar los proyectos de 2015. Todo lo que se presentará en la fiesta de fin de año será en torno a la figura del hermano Gabriel y el aniversario del colegio”, informó a El País el hermano Aurelio.

En el aula.
A la educación inicial concurren a la Sagrada Familia 200 niños; el menor tiene 18 meses. En primaria hay 600, y con régimen de tiempo extendido asisten 200. Para secundaria el tiempo completo se implementará a partir del próximo año. También cerca de 600 son los alumnos en este nivel que propone todas las orientaciones del bachillerato. El martes pasado se cumplió la ceremonia de los 140 egresados del colegio este año.

En la Sagrada Familia se apuesta a varias profecías, entre ellas la fraternidad, la alegría, la solidaridad y otra que merece explicación: la inculturación.

“Hay que entrar en la cultura, percibirla, conocerla, profundizarla para desde ahí rescatar lo que es valioso y agregar lo que podemos con nuestro proyecto educativo. Creo que todas las culturas tienen elementos significativos porque establecen lo que desean para el ser humano. La dimensión trascendente, de sentido en la vida es muy importante. Eso implica un trabajo comunitario. Lo que tiene autoridad es la comunidad, el intercambio con las distintas culturas. Apuntamos mucho a la formación de la conciencia y el corazón, para que después la persona pueda tomar decisiones, tenga capacidad crítica”, sostuvo el director general del colegio.

La enseñanza religiosa en sentido amplio ocupa tres horas por semana. “Después tenemos catequesis, un itinerario de profundización en la fe católica, que es opcional. Hay mucha gente que viene sin haberse bautizado y a través de lo que va viendo y viviendo decide hacerlo. Lo que sí le planteamos a todo el mundo es: ¿qué tiene que ver Dios en mi vida? ”, comentó el hermano Aurelio, nacido en Burgos, España, y residente en Uruguay desde hace cuarenta años.

Para él, la palabra “compromiso” es clave; el educativo, el comunitario y el trascendente.

Un museo por los cielos

El Museo de Historia Natural “Hermano Mario”, del Colegio Sagrada Familia, tiene una notable colección de piezas arqueológicas y el mayor espacio está destinado a la exhibición de diversos ejemplares de la fauna nativa. Se abre al público en fechas especiales, como ser el Día del Patrimonio. Hasta ahora se accede solo subiendo tres pisos por escalera. Están proyectando instalar un ascensor, aunque aún no cierran los números. El acervo integra útiles de antaño como tinteros o mimeógrafo. Se guardan instrumentos musicales de una banda que integraron los propios hermanos de la comunidad. Y en el sector tecnológico llama la atención la máquina de Wimshurst, un gran generador electrostático de alto voltaje desarrollado entre 1880 y 1883 por el inventor británico.