Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios El último acto como papa de Benedicto XVI

EL OBSERVADOR |

“Vamos a avanzar, adelante, por el bien de la Iglesia” fue la declaración final del pontífice, desde el balcón de Castel Gandolofo, horas antes de renunciar a su pontificado

 

“¡Queridos amigos, estoy muy feliz de estar con vosotros! Ya sabéis que este es un saludo distinto a los anteriores. Vamos a avanzar, adelante, por el bien de la Iglesia en el mundo. Grazie buona notte!” fueron las palabras que pronunció Benedicto XVI al asomarse al balcón central del palacio de Castel Gandolfo, desde donde saludó a las miles de personas que se encontraban reunidas.

Este constituyó el último acto público de su pontificado, que concluye este jueves a las 20 horas local (19 GMT).

Desde primeras horas del día, vecinos de pueblo y fieles venidos de toda Italia y del extranjero aguardaron en la plaza la llegada y saludo del papa, poco después de que dejara el Vaticano.

Benedicto XVI llegó a Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur de Roma, en cuyo palacio pontificio se alojará a partir de hoy, día en el que dejará de ser papa.

El helicóptero en el que viajó desde el Vaticano aterrizó en el helipuerto de la Villa Pontificia a las 17.24 horas local (16.24 gmt), 17 minutos después de despegar del pequeño estado.

Allí fue recibido por el cardenal Giuseppe Bertello, presidente del Governatorato del Vaticano (ente que gestiona el pequeño estado, del que depende la Villa Pontificia de Castel Gandolfo), y el arzobispo Giuseppe Sciacca, secretario del Governatorato.

Asimismo, estaban presentes el obispo de Albano, diócesis a la que pertenece Castel Gandolfo, Marcello Semeraro; el director de la Villa Pontificia, Severio Petrillo; la alcaldesa del pueblo, Milvoa Monachesi, y el párroco, Pietro Diletti.

Desde el helipuerto se trasladó al palacio apostólico, desde cuyo balcón central se asomará a la plaza del pueblo para dirigir unas palabras a los vecinos y fieles reunidos allí para saludarle.

Será el último acto público del papa, que a las 20.00, hora local (19.00 gmt), dejará de ser el líder espiritual de los más de 1.200 millones de católicos que hay en el mundo.