Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El Papa se pronunció en contra de liberalizar el consumo de drogas

EL PAÍS |

EL SUMO PONTÍFICE RECORDÓ A LA CANTIDAD DE VÍCTIMAS QUE DEJA EL NARCOTRÁFICO 

El papa Francisco advirtió ayer contra la “liberalización del consumo de drogas”, un tema que suma adeptos en Latinoamérica, donde las guerras contra las drogas han provocado decenas de miles de muertos en los últimos años.

Francisco besa la imagen de la Virgen de Aparecida, patrona de Brasil. Foto: AFP

Río de Janeiro | AFP, AP y Ansa

“No es la liberalización del consumo de drogas, como se está discutiendo en varias partes de América Latina, lo que podrá reducir la propagación y la influencia de la dependencia química”, dijo el primer Papa latinoamericano de la historia al visitar un hospital franciscano de Río que rehabilita a adictos.

“La plaga del narcotráfico, que favorece la violencia y siembra dolor y muerte, requiere un acto de valor de toda la sociedad”, dijo Francisco, al aludir implícitamente a los 70.000 asesinados en las guerras de las drogas en el continente.

“Es preciso afrontar los problemas que están a la base de su uso promoviendo una mayor justicia, educando a los jóvenes en los valores que construyen la vida común, acompañando a los necesitados y dando esperanza en el futuro”, añadió, al hablar bajo un techo en el patio del hospital, mientras una copiosa lluvia caía sobre los fieles, que se protegían con paraguas y capuchas de nylon.

Varios presidentes latinoamericanos, entre ellos el uruguayo José Mujica, abogan por un cambio en las políticas contra la droga, incluso con la legalización de su consumo.

El Papa habló con varios adictos internados en el hospital San Francisco de Asís de Río, en la segunda actividad del día en Brasil, en el marco de su presencia para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

En Aparecida 

Por la mañana, Francisco llamó a los fieles a evitar a los “ídolos“ del dinero, el poder y el placer y en su lugar ayudar a los jóvenes a construir un mundo mejor, durante la homilía en la Basílica del Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, patrona de Brasil.

Después de la homilía, el Papa dijo a millares de fieles congregados afuera del templo que volvería a Brasil en 2017, cuando se cumplen 300 años del descubrimiento de la imagen de esta virgen negra.

Aclamado por millares de católicos que acudieron al templo, principal centro de peregrinación en Brasil, el Papa tuvo un momento emotivo que lo dejó con los ojos llorosos al encontrarse de frente con la imagen de la Virgen de Aparecida, a la que tomó en sus manos y abrazó.

“Es cierto que hoy en día, todos un poco, y también nuestros jóvenes, sienten la sugestión de tantos ídolos que se ponen en el lugar de Dios y parecen dar esperanza: el dinero, el éxito, el poder, el placer. Con frecuencia se abre camino en el corazón de muchos una sensación de soledad y vacío y lleva a la búsqueda de compensaciones, de estos ídolos pasajeros“, expresó Francisco en su sermón.

Los jóvenes, dijo Francisco hablando en portugués, “son un motor poderoso para la Iglesia y para la sociedad. Ellos no solo necesitan cosas. Necesitan sobre todo que se les propongan esos valores inmateriales que son el corazón espiritual de un pueblo, la memoria de un pueblo“.

Francisco, defensor de una Iglesia cercana a los pobres, llamó asimismo a transmitir a los jóvenes los valores que los hagan “artífices de una nación y de un mundo más justo, solidario y fraterno”.

También pidió a los católicos “ser alegres, nunca tristes”.

“El cristiano no puede ser pesimista. No tiene el aspecto de quien parece estar de luto perpetuo”, afirmó.

Contacto

Tras la misa, el Papa caminó entre los fieles por dentro del templo, donde estrechó manos y repartió besos y bendiciones a su paso, además de ser fotografiado por millares de personas con cámaras y teléfonos celulares.

Recibió también saludos de representantes de otras denominaciones, como los cristianos ortodoxos y judíos, que acudieron a la ceremonia religiosa.

Posteriormente salió a un patio , desde donde dio una bendición a los millares de feligreses que lo aguardaban bajo la lluvia helada. Miles de personas lo aguardaban en Aparecida, una ciudad a 180 km de San Pablo, desde el martes, bajo lluvia y con un intenso frío.

Vea el vídeo y las imágenes de la llegada del Papa a Brasil.

http://www.elpais.com.uy/mundo/papa-contra-liberalizar-consumo-drogas.html