Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios El papa “hijo de inmigrantes” reclamó a Obama por los excluidos

EL OBSERVADOR |

http://www.elobservador.com.uy/el-papa-hijo-inmigrantes-reclamo-obama-los-excluidos-n680036

Francisco solicitó respeto por la libertad religiosa y responsabilidad con el medio ambiente

Toda la agenda de este viaje del papa Francisco a Cuba y EEUU contiene hitos históricos y ayer ocurrió uno de esos momentos que serán recordados por siempre. El pontífice se reunió con el presidente estadounidense Barack Obama en la Casa Blanca, donde se presentó como “hijo de familia de inmigrantes” y le pidió mejoras para un “sistema” que excluye a millones.

El jardín de la Casa Blanca recibió a unos 15.000 invitados que presenciaron los discursos que los dos líderes pronunciaron antes de tener un encuentro privado en el Despacho Oval.

En la instancia pública, el papa aprovechó para instar a los estadounidenses y a su mandatario a solucionar el problema “urgente” del cambio climático mediante la aplicación de los cambios que contribuyan a alcanzar un “desarrollo sostenible e integral”. Aseguró que este es “un momento crítico de la historia” respecto al cuidado del ambiente.

“Ese cambio requiere por nuestra parte un reconocimiento serio y responsable no solo de la clase de mundo que podemos estar dejando a nuestros hijos, sino de los millones de personas que viven bajo un sistema que los ha excluido”, agregó.

Francisco empleó como referencia a uno de los “padres” modernos de este país, al premio Nobel de la paz Martin Luther King cuando dijo: “Podemos decir que dejamos adeudado un pagaré y ahora ha llegado el momento de saldarlo”.

Francisco explicó además a Obama que los católicos estadounidenses “están comprometidos en construir una sociedad verdaderamente tolerante e inclusiva, en la salvaguarda de los derechos de las personas y las comunidades y en el rechazo a cualquier forma de discriminación injusta”.

Lanzó una crítica velada a la reforma de la salud impulsada por Obama, que obliga a los centros de salud a realizar abortos. Pidió a la gente no claudicar y hacer uso de la libertad religiosa, “uno de los activos más valiosos de América”.

Con respecto a Cuba, Francisco elogió los esfuerzos hechos recientemente para “reparar las relaciones rotas” y “abrir nuevas puertas de cooperación”. Esos esfuerzos “son pasos positivos en la vía de la reconciliación, la justicia y la libertad”, dijo Francisco.

Para el final, el pontífice se reservó un último guiño, como suele hacer. “¡Que Dios bendiga a América!”, pidió.
Twitear

Poco antes había hablado Obama, quien agradeció a Francisco por su “inestimable apoyo” al “nuevo comienzo” entre su país y Cuba. Según dijo, esto ofrece la “promesa” de una mejor relación bilateral, mayor cooperación en todo el continente y “una vida mejor para el pueblo cubano”.

Esta es la tercera vez que un papa es recibido por un presidente de EEUU en Washington. En 1979 Jimmy Carter fue anfitrión de san Juan Pablo II, y en 2008 George Bush hizo lo propio con Benedicto XVI. Para Obama tampoco fue el primer encuentro cara a cara con Francisco, pues dialogaron en marzo de 2014. Ayer tras la recepción pública los dos líderes tuvieron un nuevo momento de conversación en privado.

Vuelta al origen
Después del mediodía Francisco estuvo en la catedral con los obispos del país, a los que también habló sobre los migrantes y les pidió acogerlos. Dijo a los pastores que seguramente no les será fácil entender a los inmigrantes, pero los impulsó a seguir esforzándose, tal como se hizo a lo largo de la historia de la Iglesia en ese país.

El discurso que dirigió en esta oportunidad es, según el experto italiano Andrea Tornielli, uno de los más significativos del viaje que llevó también al papa a Cuba, así como una suerte de encíclica para este país y que representará un “parteaguas con respecto al modelo de los obispos ‘guerreros culturales’ que se comprometen solo con algunas batallas”.
Francisco, al llegar a la catedral de Washington para encontrarse con los obispos.

N. KAMM / AFP

En resumen, el papa les pidió no usar “lenguaje belicoso” y que no se limiten solo a “consignas y anuncios externos”, porque es preciso “conquistar espacio en el corazón de los hombres”, sin convertir la cruz en “un estandarte de luchas mundanas”. Los invitó a volver al origen, al Evangelio.
La jornada de Francisco se cerró con la Misa en la que declaró santo a Junípero Serra, donde participaron más de 25.000 personas.

La agenda del papa en este viaje puede ser consultada aquí.

“Nunca más a los momentos oscuros”
Ante los obispos, el papa se refirió a los escándalos de pederastia que hubo en EEUU. Les pidrió trabajar para que “no se repitan nunca más” los “crímenes” de los que denominó “momentos oscuros”, al tiempo que agradeció a los que trabajan para “curar” a las víctimas y evitar que vuelva a ocurrir algo similar.

Fuente: Con agencias