Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios El papa Francisco pidió en el Congreso de EEUU abolir la pena de muerte

SUBRAYADO |

El papa Francisco pidió en el Congreso de EEUU abolir la pena de muerte
Es el primer papa que habla ante el Congreso y no eludió ningún tema: la venta de armas a la sociedad civil, el aborto y la inmigración.

El papa Francisco se convirtió este jueves en el primero de la historia en hablar ante el pleno del Congreso de los Estados Unidos, con un contundente mensaje en el que abordó los temas que dividen a los legisladores, como la inmigración, el tráfico de armas y el cambio climático.

En una de las frases más fuertes del discurso, el papa argentino afirmó que Estados Unidos sigue siendo “una tierra de sueños” y, al abordar el tema de la inmigración dijo: “Nosotros, las personas de este continente, no les tememos a los extranjeros, porque la mayoría de nosotros fuimos alguna vez extranjeros”.

La mayoría de los legisladores respondió con un fuerte aplauso de pie. “Les hablo como hijo de inmigrantes”, recordó el pontífice, quien aludió a los extranjeros que en tiempos pasados, “bastantes convulsos y sangrientos”, llegaron a lo que hoy es Estados Unidos, pero afirmó: “Es difícil enjuiciar el pasado con los criterios del presente”.

“Cuando el extranjero nos interpela, no podemos cometer los pecados y los errores del pasado. Debemos elegir la posibilidad de vivir ahora en el mundo más noble y justo posible”, agregó.

En otro pasaje de su discurso Francisco no esquivó dar su postura sobre el aborto y la pena de muerte, permitida en varios estados de Estados Unidos

“La regla de oro también nos recuerda la posibilidad para defender la vida humana en cada etapa de su desarrollo. Esta convicción me ha llevado a apoyar desde el principio de mi papado por la abolición de la pena de muerte. Estoy convencido de que esto es la mejor forma de proteger cada vida sagrada”, dijo Francisco.

El papa también habló de otra de las reformas que el Partido Republicano mantiene bloqueada en el Congreso: la restricción al acceso a las armas.

“Tenemos que preguntarnos por qué se están vendiendo armas letales a aquellos que planean generar sufrimientos indescriptibles a personas y a la sociedad. Tristemente la respuesta es por lo que todos sabemos: por el dinero. El dinero que está empapado de sangre, a menudo, sangre de inocentes”, dijo.

“Es nuestro deber enfrentar el problema y detener el tráfico de armas”, les dijo a los legisladores.