Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios El Papa Francisco aseguró que el mundo está ante una guerra de intereses. Pero no es una guerra de religiones

LA RED 21 |

El Papa Francisco aseguró una vez más que el mundo se encuentra ante una guerra de intereses, por dinero, por los recursos naturales, por el dominio de los pueblos. Pero aclaró que no se trata de una guerra de religiones, “porque todas las religiones quieren la paz”.

Durante el vuelo que lo llevó a la ciudad de Cracovia, Polonia, el Sumo Pontífice se refirió a los reiterados sucesos de violencia que ocurren en forma casi simultánea en diferentes puntos del planeta.

Francisco reiteró que el mundo se encuentra ante una “guerra de intereses, por dinero, por los recursos naturales, por el dominio de los pueblos”.

Al tiempo, aclaró que “no es una guerra de religiones, porque todas las religiones quieren la paz”.
Las reflexiones del Santo Padre se producen pocas horas después de que dos hombres armados con cuchillos asesinaron a Jacques Hamel de 86 años, un cura párroco auxiliar de la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, en la región de la Alta Normandía, donde se encontraba realizando una celebración eucarística.

Asimismo, el Papa envió un mensaje de “condolencias”, a través de su secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, en el que se mostró “especialmente consternado por este acto de violencia que se ha producido en una Iglesia durante una misa, una acción litúrgica que implora a Dios su paz para el mundo”, según informó Radio Vaticano.

El Papa pidió que se impongan “la reconciliación y la fraternidad ante esta nueva prueba”.

Po su parte, el portavoz del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, destacó también el “inmenso dolor y preocupación con que el Pontífice sigue los sucesos de los últimos días”.

Guerra no declarada, pero sí organizada
Ya en suelo polaco, donde permanecerá por cinco días, Francisco recordó que hace tiempo ha expresado que el mundo vive “una guerra a pedazos”.

“Recordamos a este santo sacerdote que ha muerto en el momento en el que recogía las oraciones para la Iglesia. Él es uno, pero cuántos cristianos, cuántos inocentes, cuántos niños… Pensemos, por ejemplo en Nigeria”, manifestó el Sumo Pontífice.

Remarcó el concepto de que a su entender la situación actual en la que se encuentra el mundo, donde se constata una escalada de violencia, se trata de una “guerra no orgánica, no declarada, pero sí organizada”.

“Dicen que la juventud es esperanza, esperemos que los jóvenes nos digan algo y nos den algo de esperanza en este momento”, remarcó el Papa Francisco.

Se refirió a la necesidad de imperiosa de optar por “la paz que construye puentes, contra el odio que levanta los muros”.

Por otro lado, pidió “solidaridad y superar los temores para gestionar el fenómeno migratorio”.