Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios El papa expulsa al exarzobispo de Washington

UY PRESS |
https://www.uypress.net/auc.aspx?93919

El papa Francisco expulsó a Theodore McCarrick, estadounidense de 88 años y ex arzobispo de Washington, hallado culpable de abusos sexuales.

En un caso sin precedentes, el Papa expulsó de la Iglesia Católica al excardenal y exarzobispo de Washington Theodore McCarrick, quien fue hallado culpable del delito de abusos sexuales, en violación “del Sexto Mandamiento (no fornicar), con menores y adultos, con el agravante del abuso de poder”.

El anuncio se hizo este sábado a hora temprana en la Sala de Prensa de la Santa Sede y da cuenta de la conclusión del proceso penal que llevó a cabo la Congregación para la Doctrina de la Fe, que se ocupa de la disciplina en la Iglesia.

La reducción a la condición de laico es la pena más grave para un eclesiástico, solo superable por la excomunión. La medida era esperada como un “acto debido” en las últimas semanas, para ser anunciada antes del comienzo de la cumbre de presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo, que se reunirán con el Papa entre el 21 y el 25 de este mes.

Según reseña Clarín, en julio pasado el Pontífice había quitado a McCarrick el título cardenalicio tras hacerse pública la noticia de que había violado años atrás a un adolescente de 16 años.

Tras quitarle la condición de cardenal, el Papa ordenó a McCarrick dedicarse a una vida de retiro, oración y penitencia en un convento de Kansas, donde se encuentra actualmente.

McCarrick no podrá administrar los sacramentos, presentarse o vestir como sacerdote, ni recibir asignación económica alguna por parte de cualquier institución eclesiástica.

Durante décadas era “vox populi” en la Iglesia Católica norteamericana el comportamiento aberrante del que antes de ser promovido a Washington fue obispo de Metuchen y Newark, diócesis del estado de Nueva Jersey. Según testimonios, invitaba seminaristas y curas jóvenes a visitarlo en su casa de campaña donde hacía uso de su poder y carisma para cometer abusos.

No obstante todas las versiones, McCarrick hizo una brillante carrera en la Iglesia Católica y en 2000 el papa Juan Pablo II lo nombró cardenal cuando era arzobispo de Washington.

En el Vaticano existían informes y denuncias contra él y el sucesor de Juan Pablo II, Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, fue el primero en ocuparse de su caso. Pero McCarrick continuó en sus andanzas, hasta ahora que Bergoglio tomó medidas.

El caso McCarrick es utilizado como un arma contra el Papa por parte de la conspiración derechista, con base sobre todo en Estados Unidos y el Vaticano, que ataca a Francisco por considerarlo un “herético comunista”.