Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios El papa encabezó jornada de oración y ayuno por la paz en Siria

SUBRAYADO |

Pidió trabajar por la reconciliación y dijo que la guerra siempre es un fracaso de la humanidad. Unas 100.000 personas estuvieron en la Plaza San Pedro.

El papa Francisco hizo un llamado el sábado a “trabajar por la paz y la reconciliación” y a poner fin a la guerra que constituye “siempre una derrota de la humanidad”, durante la jornada de oración y ayuno por Siria celebrada en la plaza San Pedro.

“La guerra es siempre un fracaso de la humanidad”, dijo el papa ante cerca de 100.000 personas, provenientes de todo el mundo, y exhortó a “seguir otra vía”.

“En la querida nación Siria, en Oriente Medio, en todo el mundo, recemos por la reconciliación y la paz, trabajemos por la reconciliación y la paz”, dijo el papa Francisco, calurosamente aplaudido por los fieles.

“Cuando el hombre piensa sólo en sí mismo, en sus propios intereses y se coloca al centro, cuando se deja fascinar por los ídolos del dominio y del poder, cuando se pone en el lugar de Dios, arruina todo, abre la puerta a la indiferencia, a la violencia y al conflicto”, agregó el pontífice.

En una larga meditación sobre las bondades de la Creación y el caos que provoca la violencia entre hermanos, Francisco destacó que los “ídolos” de los propios intereses y del egoísmo han llevado al mundo a “perfeccionar las armas”. Pero la “consciencia se ha dormido”, subrayó.

“Continuamos sembrando destrucción, dolor y muerte. La violencia, la guerra llevan sólo a la muerte”, añadió el pontífice que había invitado a esta jornada de ayuno y plegaria por la paz en Siria a hombres y mujeres de todas las religiones y también a los no creyentes y recibió numerosas adhesiones de científicos, profesores, investigadores e incluso de varios ministros del gobierno italiano.

Y refiriéndose a la paz añadió: “Esta tarde yo quisiera que de todas las partes de la Tierra gritáramos: ¡Sí, es posible! Y mejor aún, quisiera que cada uno de ustedes, desde el más pequeño al más grande, hasta aquellos que son llamados a gobernar las naciones, respondieran: ¡Sí, nosotros la queremos!”.

Esta frase fue interpretada como un nuevo llamado a los jefes de Estado que están tentados por elegir una vía militar para resolver el conflicto sirio, en tácita alusión a Estados Unidos y Francia.

En Francia, el único país de Europa que apoya a Estados Unidos en su proyecto contra Siria, plegarias solemnes se hicieron en Lourdes y en la basílica del Sagrado Corazón de Montmartre en París.

La iniciativa del papa ha recibido incluso el apoyo de numerosos patriarcas de Medio Oriente, unidos por el temor de que una guerra en Siria pueda extenderse a otros países.