Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios El Papa en contra de legalizar el consumo de drogas

LA REPÚBLICA |

Según consignó la ACI/EWTN Noticias el Papa hizo este llamado en medio del debate internacional en el que algunos gobiernos –entre ellos el de Uruguay- y legisladores impulsan un camino alternativo para combatir el flagelo de las drogas y el narcotráfico. A fines del año pasado, nuestro país aprobó la ley 19.172 que regula la producción, distribución y venta del cannabis.

La norma, según la exposición de motivo, se enmarca en una política orientada a “minimizar riesgos y reducir daños, promoviendo la información, educación y prevención sobre el uso problemático de ese producto”. Tanto el presidente José Mujica como el candidato único del Frente Amplio para las elecciones nacionales de octubre, Tabaré Vázquez, han advertido sobre las consecuencias negativas de las drogas para la salud. En la campaña hacia las elecciones internas, Vázquez manifestó que será inflexible en la lucha contra el narcotráfico pero también contra las causas que genera el flagelo y mencionó a la pasta base como una de las drogas que genera más estragos.

El papa Francisco sostuvo que “la droga es un mal, y con el mal no se puede ceder ni tener compromisos”. “Pensar que se puede reducir el daño permitiendo el uso de sustancias psicotrópicas a las personas que siguen usando drogas, no resuelve el problema”, expresó.

Agregó que “la legalización, incluso parcial, de las llamadas ‘drogas blandas’, además de ser discutible en términos legislativos, no produce los efectos esperados. Las drogas sustitutivas, por otra parte, no constituyen una terapia suficiente, sino una forma velada de entrega al fenómeno”.

“Quiero reiterar lo que dije en otra ocasión: No a cualquier tipo de droga. Simplemente. No a cualquier tipo de droga. Pero para decir este ‘no’, hay que decir sí a la vida, sí al amor, sí a los demás, sí a la educación, sí al deporte, sí al trabajo, sí a más oportunidades de trabajo”, afirmó.

“Estragos”

En su discurso, Francisco dijo que es trágico que las acciones del tráfico de drogas sean probablemente las que más rinden en el mercado. El “azote de la droga sigue haciendo estragos con formas y extensión impresionantes, alimentado por un mercado turbio que traspasa las fronteras nacionales y continentales. Así, crece cada vez más el peligro para los jóvenes y adolescentes. Frente a este fenómeno siento la necesidad de expresar mi dolor y mi preocupación”, señaló.

Francisco exhortó también a enfrentar el problema del desempleo juvenil, que afecta a unos 75 millones de jóvenes en Europa y que, al no poder estudiar ni trabajar, entran “en esta falta de horizonte, de esperanza y la primera oferta son las dependencias, entre las cuales, la droga”.

“Las oportunidades de trabajo, la educación, el deporte, la vida sana; este es el camino que lleva a la prevención de la droga. Si estas oportunidades se hacen verdades no hay espacio para las drogas, para el abuso de alcohol, para otras adicciones”, aseguró.