Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios El Papa destrabó la construcción de tres iglesias en Cuba

EL OBSERVADOR |

En el comienzo de la segunda etapa de su viaje a Cuba y Estados Unidos, el papa Francisco celebró este lunes Misa en la Plaza de la Revolución de Holguín, donde valoró el papel que desempeñan las “casas de misión” ante la “escasez de templos y sacerdotes” en la isla. Hoy Francisco deja Cuba y parte rumbo a EEUU.

La de hoy fue la segunda Misa de multitudes en Cuba, después de la que celebró el domingo en la Plaza de la Revolución en La Habana. Esta vez, el papa estuvo acompañado por más de 150.000 personas, según informó el vocero del Vaticano después del evento.

En la ceremonia, el papa se detuvo en la figura del apóstol Mateo, cuya fiesta se celebra este lunes. Francisco hizo énfasis en la mirada de Jesús a este recaudador de impuestos que se integró al grupo de sus apóstoles.

Y luego el papa, tercero que visita la isla después de Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012, destacó la labor que se realiza desde las “casas de misión” que hay en Cuba.

Se trata de lugares donde se celebran bautismos, funcionan comunidades estables y se realizan celebraciones. Son una suerte de solución ante la escasez de sacerdotes y templos que hay en el país, pues actualmente son unas 2.330. “Sé que con esfuerzo y sacrificio la Iglesia en Cuba trabaja para llevar a todos, aun en los sitios más apartados, la palabra y la presencia de Cristo”, valoró el pontífice.

“Son pequeños signos de la presencia de Dios en nuestros barrios y una ayuda cotidiana para hacer vivas las palabras del apóstol Pablo: ‘Les ruego que anden como pide la vocación a la que han sido convocados'”.

De este tipo de casas hay actualmente 70 en la diócesis de Holguín, donde además hay 32 parroquias y 18 locales dedicados al culto. Para más de un millón y medio de habitantes hay 37 sacerdotes.

En la conferencia de prensa posterior a la Misa, el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, dio la noticia de que se autorizó la construcción de tres iglesias en el país. En los últimos 60 años no se había permitido edificar ninguna. “Se acaban de autorizar tres”, anunció.