Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios El papa busca consolidar los puentes entre EEUU y Cuba

EL OBSERVADOR |

Francisco. Instó a seguir avanzando en el proceso y pidió que la Iglesia trabaje “con libertad”

El papa Francisco buscará hacer todo lo posible para “construir puentes, o desbloquear, para que haya comunicación, para que la comunicación dé lugar a la amistad”. Esa es la intención del pontifice con la visita que inició ayer a Cuba, y con la que se convirtió en el tercer papa en llegar a la isla. El papa Francisco fue uno de los principales artífices y mediador del diálogo secreto entre Estados Unidos y Cuba, proceso que en diciembre de 2014 desembocó en el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas tras más de medio siglo de ruptura.

“Una de las cosas más lindas es la amistad social. Eso es lo que a mí me gustaría que ustedes lograran, la amistad social”, les dijo el papa a jóvenes cubanos y estadounidenses con los que dialogó a través de una videoconferencia, la semana pasada.

Y en esa línea, fue que, ni bien puso un pie en suelo cubano, Francisco pidió que los gobernantes de Estados Unidos y Cuba sigan avanzando en el proceso de normalización de relaciones.

“Desde hace varios meses, estamos siendo testigos de un acontecimiento que nos llena de esperanza: el proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento. Animo a los responsables políticos a continuar avanzando por este camino”, declaró ante el presidente Raúl Castro y los obispos cubanos a su llegada a La Habana en una gira que lo llevará también a Estados Unidos.

Se trata de una cita con la historia, como describió el corresponsal de El País de Madrid en Italia, Pablo Ordaz, al catalogar el viaje del Papa Francisco como “el más largo, complejo y político” de los diez que ha realizado hasta el momento.

El papa Francisco pidió también ayer al llegar a Cuba los “medios necesarios” para que la Iglesia Católica desarrolle su labor “con libertad” en la isla, y envió un saludo al padre de la revolución cubana, Fidel Castro.

“Hoy renovamos estos lazos de cooperación y amistad (con el gobierno comunista cubano) para que la Iglesia siga acompañando y alentando al pueblo cubano en sus esperanzas y en sus preocupaciones, con libertad y todos los medios necesarios para llevar el anuncio del Reino (de Dios) hasta las periferias existenciales de la sociedad”, dijo Francisco.

Citando a José Martí, el pontífice manifestó que la cultura del “diálogo y el encuentro” debe imponerse “sobre el sistema, muerto para siempre, de dinastía y de grupos”.

El tercero

El papa Francisco se convirtió en el tercer pontífice que viaja a este país caribeño, tras Juan Pablo II, que lo hizo en 1998, y Benedicto XVI, en 2012.

“Que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba para que este pueblo pueda mirar al futuro con esperanza”, le dijo Juan Pablo II a Fidel Castro. El papa polaco pronunció doce discursos y homilías y recorrió un total de 18.500 kilómetros.

Se reunió con el presidente cubano en el Palacio de la Revolución, en una entrevista de unos 45 minutos, catalogada como “de cortesía”.Como gesto al pontífice, el gobierno cubano autorizó el permiso de residencia para 40 religiosos que formaban parte de una larga lista de espera, el grupo más numeroso admitido en bloque desde la década de 1960.

Catorce años después, Benedicto XVI viajó a la isla y dejó mensajes en defensa de las libertades, reclamó más espacios para la Iglesia Católica, criticó el bloqueo de EEUU contra la isla y abogó por la reconciliación de los cubanos de dentro y fuera del país.

Antes de dejar la isla y delante de Raúl Castro, Benedicto pidió que en la tarea de construir una sociedad renovada nadie se vea impedido “por la limitación de sus libertades fundamentales”.

Santeros de brazos abiertos

Culto predominante en Cuba, la santería sobrevivió a la hostilidad del catolicismo y del Estado comunista ateo, y ahora sus fieles irán masivamente a las misas del papa argentino, con quien están agradecidos.

“Francisco es el papa que ha traído la miel que faltaba en nuestras vidas”, dijo el ‘babalawo’ (sacerdote santero) Juan Manuel Pérez Andino, presidente de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, que agrupa a los practicantes de los cultos de origen africano.

El 70% de los cubanos practica el sincretismo religioso, mezcla de catolicismo con cultos africanos, que llegaron a la isla con los esclavos.

Sólo un 30% profesa una religión definida (un tercio de ellos el catolicismo) o son ateos.

Los santeros veneran a ‘orishas’ (dioses) africanos y a su equivalente católico. “Independiente de yoruba, somos católicos”, indica Pérez.

Tradicionalmente los santeros eran negros o mulatos, pero ahora además hay blancos. Y también militantes comunistas. (EFE y AFP) l

Más complicado será en EEUU

El religioso y teólogo brasileño Frei Betto dijo en La Habana que la visita de Francisco “es un regalo al pueblo cubano y al norteamericano”, aunque consideró que en EEUU “va a ser mucho más complicado que en Cuba”. El teólogo hizo referencia a que debido a las próximas elecciones estdounidenses, es probable que republicanos y demócratas “traten de utilizar” las palabras del papa a su favor.

Para Betto, autor del libro “Fidel y la religión” y amigo personal del expresidente Castro, las izquierdas latinoamericanas están “muy contentas” con el papa, y su defensa del medioambiente, que ha relacionado directamente con la pobreza, “muy a tono” con la Teología de la Liberación.

Tres misas y un posible encuentro con Fidel
lll En la isla caribeña, el pontífice oficiará dos misas campales, una el día de hoy en la Plaza de la Revolución La Habana (en la que estará presente la presidenta argentina Cristina Kirchner), otra en Holguín, y una tercera en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, en Santiago de Cuba. El Vaticano no ha descartado una reunión con el expresidente Fidel Castro, probablemente en el día de hoy en La Habana. Se trataría de un encuentro emblemático entre dos figuras que además se formaron con los jesuitas. En Holguín, fundada por los españoles en el siglo XVI, Francisco bendecirá la ciudad desde la “Loma de la Cruz”, desde donde se ve toda la urbe. En tanto, en Santiago, la ciudad más grande del oriente de la isla, se reunirá con los obispos y rezará por el futuro de Cuba ante Nuestra Señora de la Caridad, en un país donde el catolicismo convive con la cultura afrocubana y muchos combinan misa con santería.Si bien no tiene programado una visita a una cárcel, como ya se ha convertido en tradición durante sus viajes, el pontífice obtuvo el indulto para 3.522 presos. Francisco no tiene previsto un encuentro con disidentes políticos.

Cifra

50%
precios. Es lo que han subido los precios en los hoteles de La Habana regenteados por el Estado ante la visita del papa Francisco.