Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El nuevo arzobispo quiere una Iglesia más cercana a la gente

EL OBSERVADOR |

Sturla. Quienes lo conocen destacan su relación con los jóvenes y su trabajo social

Sturla asumirá el cargo el 9 de marzo. parroquia san francisco de asís

Todos los días del año se paraba en la puerta del colegio para saludarte y darte un beso. Se sabía los nombres de todos los alumnos y eso que éramos como 800”, recordó Tatiana, una exalumna del liceo Juan XXIII, del cual el nuevo arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, fue director durante seis años. En la mañana de ayer, el Vaticano anunció su nombramiento como sucesor de Nicolás Cotugno al frente de la arquidiócesis.

El nuevo arzobispo explicó a El Observador que su aspiración es que la Iglesia Católica pueda comunicarse mejor con la gente, y que sea “más misionera”. A su juicio, en ocasiones se ha puesto “el arado antes que los bueyes” y es necesario que la iglesia se concentre en el mensaje de Jesucristo.

“Lo que sale primero son los ‘no’ de la Iglesia en materia moral antes que el ‘sí’, que es el del amor de Dios a todas las personas, piensen lo que piensen, vivan lo que vivan, sean como sean”, agregó.

Daniel Sturla tiene 54 años, por lo que se avizora un mandato largo al frente de la iglesia montevideana, ya que los obispos deben presentar su renuncia al cumplir los 75 años.

Comenzó su trabajo como sacerdote dentro de la congregación salesiana en 1987, cuando se ordenó. Trabajó en Talleres de Don Bosco y en los inicios del Movimiento Tacurú, institución que intenta mejorar las condiciones de vida de adolescentes de escasos recursos.

Antes de ser ordenado obispo auxiliar de Montevideo en 2011, cargo que ocupa actualmente, fue inspector de los salesianos en Uruguay (autoridad máxima de esa congregación religiosa).

Uno más entre los jóvenes

Quienes lo conocen destacan su perfil humilde, cercano a la gente y sobre todo a los jóvenes, y mencionan un estilo similar al del papa Francisco. Como director del Juan XXIII, algunos exalumnos recordaron que siempre estaba disponible para escucharlos.

Cecilia Sapriza, de 23 años, participó de una misión en Jardines del Hipódromo con Sturla en 2013. Sapriza lo definió como un hombre “muy culto, pero que se adapta para hacerse entender con cualquiera”. Subrayó que a pesar de la importancia de su cargo era “uno más” entre los jóvenes. “Se sentaba en el piso junto con el resto de los participantes de la misión y realizaba las mismas tareas”, dijo. Le sorprendió encontrarlo limpiando los baños.

Daniel Silva, sacerdote que compartió años de su formación con Sturla, también lo recordó por su cercanía en especial con los jóvenes y la “gente sencilla”. Silva resaltó la importancia que Sturla da a la educación y el hecho de que haya liderado un proceso de resignificación de la congregación salesiana para “ser más fieles al espíritu de Don Bosco” (su fundador).

Cosas en común

Sturla señaló que le “encanta el estilo del papa Francisco”. Destacó su concepto de “Iglesia que sale a la calle”, que es el mismo que busca sembrar en Montevideo. Según contó, se identifica en varios aspectos con Francisco. Uno de ellos es la atención especial hacia los débiles y el otro es el contacto con los jóvenes. “Me parece que Francisco ha roto un esquema de una comunicación difícil que la Iglesia estaba teniendo con la sociedad y se comunica de un modo que llega a todos”, señaló.

Por otra parte, destacó algunos de los logros de Nicolás Cotugno, como el Liceo Jubilar y la creación de radio Oriental. Dijo no querer compararse, ya que a pesar de tener dos “estilos” diferentes, siente mucho respeto hacia su antecesor. l

La inquietud por ser cura

Es el más chico de cinco hermanos y perdió a sus padres al ser adolescente. En 2010, Sturla contó a El Observador que cuando comenzó el bachillerato un sacerdote le ofreció comenzar a formarse como cura. Él respondió que no, porque no le interesaba, pero en ese momento se le instaló la inquietud. Comenzó a estudiar derecho e historia, hasta que tomó la decisión de ordenarse como sacerdote.

Lo dijo

“No sé si voy a estar los 21 años, pero los que tenga me voy a gastar y desgastar”

Daniel Sturla

Arzobispo de Montevideo

Experto en pizzas y un defensa firme en el fútbol

Este verano, un grupo de jóvenes amigos del nuevo arzobispo que veraneaba en Punta del Este se enteró que celebraba misa en la capilla Stella Maris de Rincón del Indio y decidieron asistir. Entre ellos estaba Cecilia Sapriza, quien relató que decidieron proponerle a Sturla cenar juntos para recordar momentos de la misión en la que habían participado. El arzobispo se colocó un delantal y se puso a preparar las pizzas que, según recordó Sapriza, quedaron “muy ricas”. Por otra parte, el sacerdote Daniel Silva lo definió como un “apasionado del fútbol”. En los muchos partidos que compartieron jugaba de defensa, a pesar de que su rodilla le jugara una mala pasada. Silva evocó la imagen que tiene de Sturla: “Firme parado en la defensa trabajando por el equipo.”