Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El misterio de la joven desaparecida hace 36 años en el Vaticano, la foto del ángel y las tumbas vacías

EL OBSERVADOR |
https://www.elobservador.com.uy/nota/el-misterio-de-la-joven-desaparecida-hace-36-anos-en-el-vaticano-la-foto-del-angel-y-las-tumbas-vacias-2019715192011

El año pasado los abogados de la familia recibieron un mensaje que los invitaba a buscar a Emanuela Orlandi “en el lugar donde apunta el ángel” que guardaba en una fotografía con unas lápidas.

Emanuela Orlandi, una joven que en 1983 tenía 15 años fue vista por última vez el 22 de junio de ese año cuando salía de una clase de música en el centro de Roma. Años después de su desaparición, el caso de la hija de un funcionario de la Prefectura de la Casa Ponticia, que residía dentro de las murallas del Vaticano, volvió a estar en el centro de las miradas luego de que los abogados de la familia de la mujer recibieron un mensaje que los invitaba a buscarla “en el lugar donde apunta el ángel”, en referencia a una fotografía de la representación junto a un par de lápidas.

Tras la aparición del enigmático y anónimo señalamiento, el Vaticano procedió a la apertura de dos tumbas del cementerio alemán ubicado dentro de la ciudad con la esperanza de hallar algún rastro de Orlandi. Es que un ángel tallado en mármol con la inscripción “Descanse en paz”, como el de la fotografía, se encuentra en el cementerio teutónico del Vaticano.

Finalmente, para evitar cualquier duda sobre la tumba indicada por la estatua del ángel, el Vaticano abrió ambas tumbas, donde supuestamente reposaban los restos de dos princesas muertas en 1836 y 1840. Pero en las tumbas, una vez abiertas, no se encontró ningún hueso.

Según el Vaticano, se están efectuando vericaciones en los archivos sobre las obras de restructuración realizadas en el viejo cementerio, algunas a nes del siglo XIX, y otras entre los años 1960 y 1970.

En tanto, la familia de Orlandi fue convocada por el Vaticano el 20 de julio para asistir a la inspección de unos restos que acaban de ser localizados, anunció la Santa Sede.

El vocero del Vaticano, Alessandro Gisotti, dijo, sin embargo, que fueron localizadas dos esqueletos en el sótano del Colegio Teutónico, junto al cementerio alemán.

Hasta allí se puede acceder a ellas a través de una trampilla, cerrada hasta la inspección programada por la justicia del Estado del Vaticano.

Intriga

La desaparición de Emanuela Orlandi todavía intriga a los italianos y ha suscitado una cadena de teorías conspirativas que involucraban a la mafia, las finanzas y el Vaticano

El caso Orlandi había recuperado toda la atención mediática a finales de octubre después del descubrimiento de restos humanos por parte de trabajadores que realizaban obras en un edificio en Roma de la nunciatura en Italia.

Pero los exámenes científicos llegaron a la conclusión de que se trataba de huesos muy viejos y que no pertenecían a Emanuela.

Su caso ha generado múltiples especulaciones. Según algunas de ellas, la adolescente habría sido secuestrada por un grupo criminal para recuperar un préstamo ante el presidente estadounidense del Banco del Vaticano (IOR), Paul Marcinkus, involucrado en uno de los mayores fraudes financieros en Italia.

Otros arman que Emanuela habría sido secuestrada para obtener la liberación de Mehmet Ali Agca, el turco que intentó asesinar al papa Juan Pablo II en 1981. Pero jamás ninguna de las especulaciones ha sido probada.

“Francamente, el personal del Vaticano no es tan astuto, ni tiene la mente de una película de James Bond, como para creer que hay una conspiración altamente intrincada”, comentó el experto en asuntos del Vaticano John Allen en el sitio de noticias religiosas Cruxnow.

Por su parte el director de comunicaciones del Vaticano, Andrea Tornielli, explicó que las tumbas habían sido abiertas en un gesto de “cercanía cristiana con la familia Orlandi” y “ciertamente no, como se ha dicho, como una forma de admisión por parte del Vaticano de la posible participación en el ocultamiento de un cadáver”.

Esa explicación no ha sido suficiente para satisfacer a los escépticos, sobre todo después de que Pietro Orlandi, quien ha pasado su vida buscando a la hermana desaparecida, contara a los medios de comunicación que le habían advertido horas antes de que las tumbas estaban vacías.

La posibilidad de que la Santa Sede esté involucrada en la desaparición de Orlandi ha salido a relucir periódicamente en las últimas décadas alimentando cascadas de noticias y a pesar de los intentos de transparencia hechos por el papa Francisco.

Fuente: AFP