Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios El matrimonio igualitario tiene fecha y hora

LA REPÚBLICA |

El matrimonio igualitario en Uruguay ya tiene su fecha: miércoles 26 de diciembre. A escasas horas de la celebración de la Navidad, el Senado le dará sanción definitiva al proyecto que reconoce los casamientos entre personas del mismo sexo.

El pasado 12 de diciembre, la Cámara de Diputados aprobó por 81 votos en 87 el proyecto para reconocer los casamientos entre personas del mismo sexo.El proyecto, que consta de 29 artículos, señala que se considerará como matrimonio “la unión permanente entre dos personas de igual o distinto sexo”, y por lo tanto a las parejas formadas por dos hombres o dos mujeres les serán aplicadas las mismas normas que a las formadas por un hombre y una mujer.

En el informe, que fue expuesto en mayoría por el diputado Julio Bango del FA, se señaló que “el presente proyecto modifica el instituto del matrimonio sustituyendo aquellas expresiones que implican en su interpretación sistemática bajo la luz del principio de no contradicción la caracterización del mismo como una unión monógama heterosexual, para convertirse en una unión monógama amplia que permita contraer nupcias a personas independientemente de sus opciones sexuales heterosexuales, homosexuales, lesbianas y trans”. Es central entonces en este proyecto lo que establece su artículo 1º, donde se define al matrimonio como “la unión permanente entre dos personas de igual o distinto sexo”.

En tanto, se modifican un conjunto importante de artículos del Código Civil a los efectos de adaptar la terminología empleada por una apropiada a la reformulación que este proyecto le imprime al matrimonio. En el artículo 27 se realiza una alusión general a toda expresión de la cual emerjan menciones como “marido” y/o “mujer” o similares y por tanto limitativas de los derechos consagrados en esta ley, que deberán sustituirse por expresiones como “los cónyuges”, “pareja matrimonial” u otras lo suficientemente amplias que no alteren el contenido sustantivo del proyecto.

Filiación

El artículo 14 de la norma modifica los aspectos referentes a la filiación. Se establece la progenitura jurídica del cónyuge de la concibiente, y la imposibilidad de destruir la presunción de progenitura en los casos en que concibiente y no concibiente estén “imposibilitados biológicamente entre sí para la concepción y antes de la fecundación” ambos acuerdan hacerse cargo del hijo por nacer. Se estima que “consagrado el matrimonio entre homosexuales, nacerán hijos dentro de matrimonios integrados por dos mujeres mediante técnicas de reproducción humana asistida, por lo cual es necesario adecuar los artículos que hacen referencia a la filiación a las nuevas realidades.

Con la legislación actual la integrante de una pareja homosexual que no tiene vínculo biológico con los hijos, podría desconocer la relación filiatoria, no teniendo obligaciones para con ellos y dejándolos desprotegidos en cualquier momento”. Cabe señalar que “el artículo 25 del presente proyecto modifica la forma en que se establece el orden de los apellidos de los niños y niñas.

Como regla general se establece que en casos de hijos nacidos o adoptados por parejas heterosexuales se mantiene el actual orden de los apellidos excepto en los casos en que la pareja decide de común acuerdo invertir el orden de los mismos. Los hijos de las parejas homosexuales llevarán los apellidos de sus padres en el orden que estos acuerden expresamente.

Benedicto XVI

El papa Benedicto XVI volvió ayer a condenar con firmeza el matrimonio gay y afirmó que esa lucha “pone en juego la visión misma del ser humano”.En su discurso de fin de año ante la Curia romana, el Papa defendió con fuerza el concepto de familia “compuesta por padre madre e hijo”” y advirtió que “si hasta ahora habíamos visto como causa de la crisis de la familia un malentendido de la esencia de la libertad humana, ahora se ve claro que aquí está en juego la visión del ser mismo, de lo que significa realmente ser hombres”.