Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El embarazo adolescente no debe impedir estudiar

EL OBSERVADOR |

¿Por dónde empezar para formar en multiculturalidad?

En general, los docentes cuando enseñamos ciencia trabajamos en un cero, como si la cultura que traen los chicos a clase no existiera. Nosotros vamos con nuestra cultura hegemónica, pensando que esta cultura le va a permitir formar parte de una sociedad. (…) Lo que es importante es pensar qué pasa con la cultura de los niños: sus valores, creencias, mitos. En Argentina y Uruguay tal vez esto no es tan fuerte porque no hay distintas etnias. Pero lo que no vemos es que en la sociedad también hay otras creencias y culturas.

¿Un ejemplo?

La cultura de los jóvenes y la cultura de los jóvenes dentro de determinados grupos sociales o económicos es una cultura que nosotros como docentes desconocemos. Y en la medida en que la desconozcamos no podemos incidir como queremos. Vemos que el chico aprende una estrategia para aprobar algún examen, hace el oficio de alumno, pero eso no le sirve para nada. En aquellas cuestiones donde queremos que haya una incidencia, por ejemplo, el cuidado de su salud, no incidimos.

¿Los cambios empiezan en la formación docente, entonces?

Lo primero que tenemos que hacer es investigar. No se puede pensar que porque yo te enseño el aparato reproductor, el ciclo menstrual y biología, eso te va a llevar a que valores tu salud. Para nosotros el embarazo adolescente significa que la chica no va a poder seguir una carrera o menos posibilidad laboral, pero para ella significa pasar a ser una adulta , que se la cuide y tener algo propio.

¿Qué hacer con lo que se enseña sobre el embarazo adolescente?

Tenemos que darnos cuenta de que ese camino no está funcionando. El embarazo adolescente no tendría que ser una limitante para seguir estudiando. Si es una limitante no es un problema de las chicas, es un problema de la escuela, habrá que reformular la escuela. La estructura de la escuela es obsoleta porque no está pudiendo contener a los jóvenes actuales.

El sida es una enfermedad. ¿Lo que se enseña tampoco tiene impacto?

Es la misma idea. Tu conocimiento no genera un cambio de conducta. Un caso: una chica cuenta que tiene un problema, que está embarazada y la abuela la echó de la casa. ¿La abuela la echó por estar embarazada? No. Porque se peleó con ella. ¿Cuál era el problema de ella? ¿El embarazo? No. Que la abuela la echó de la casa. ¿Cómo quedó embarazada? En una pista de baile en un boliche. ¿Quién es el padre? No sabe. Los docentes no sabemos en qué están nuestros alumnos. Yo voy con mi discurso de que el forro va así o asá, y el embarazo pasa por otra cosa. Las formas en las que quedan embarazadas tiene que ver con cuestiones culturales.

¿Por dónde empezar, entonces?

Hay que trabajar en una educación sexual integral, que incluya las cuestiones de género. La mujer se tiene que valorar ella misma y su rol en la sociedad. l

Elsa Meinardi

Doctora en biología

Profesora de la Facultad de

Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires

Autora de varios trabajos sobre didáctica y formación del profesorado. Directora de tesis doctorales en didáctica de la biología.