Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El Cristo Redentor renace en la final

EL OBSERVADOR |

El monumento fue reinaugurado para celebrar el fin de la Copa del Mundo Aro

El mítico monumento

El Cristo Redentor que corona el cerro del Corcovado, la mayor atracción turística de Río de Janeiro y que fue sometido a obras en los últimos seis meses, fue presentado totalmente restaurado.

Las obras de restauración del monumento fueron entregadas el viernes en un acto con la participación del arzobispo de Río de Janeiro, el cardenal Orani João Tempesta, quien ofició una misa en la capilla del Cristo Redentor y bendijo los trabajos.

La restauración fue necesaria luego de que el impacto de un rayo en enero de este año fracturara parte de la cabeza y de la mano derecha de la estatua, que ahora cuenta con un nuevo sistema de pararrayos.

El Corcovado, considerado como una de las siete maravillas del mundo actual, ya fue reparado en otras tres ocasiones y estas últimas obras tuvieron un costo de US$ 863.000 dólares, aportados íntegramente por una empresa privada.

Después de una tormenta ocurrida a comienzos de 2014, la figura del Cristo Redentor sufrió deterioros en los dedos pulgar, índice y corazón de la mano derecha, así como en cuatro puntos de la cabeza, y las obras de restauración del monumento duraron más de cinco meses y en ellas trabajaron más de 40 personas.

Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), el monumento recibe el impacto de entre 3 y 5 rayos al año.

Clezi Thadeu, ingeniero encargado de la reparación del monumento, dijo que “se ha mejorado el sistema de protección” para que la figura del Cristo Redentor no se vea tan afectada por próximas descarga eléctricas que hagan tierra en la enorme estatua que corona la ciudad de Río de Janeiro.

El padre Omar Raposo, rector del santuario ubicado a los pies de la gigantesca figura del Cristo, explicó que el gobierno no aportó los fondos económicos para las obras porque “es una propiedad privada de la iglesia”, motivo por el que tuvieron que contactar con una empresa privada para conseguir el dinero necesario para la restauración.

Como contraprestación por su aporte económico, la marca italiana de neumáticos Pirelli podrá usar la imagen del Cristo Redentor con fines corporativos durante tres años, aunque deberá recibir una aprobación previa por parte de la archidiócesis de Río de Janeiro.

Más de 300.000 turistas han visitado el Corcovado en lo que va del Mundial y a muchos les ha llamado la atención la campaña “Olhar do Cristo”, en la cual se cuelgan en el perfil de la red social Facebook del monumento las fotos sacadas desde la propia estatua.

“Es interesante. Lo que ocurría antes era que los turistas llegaban aquí y hacían la foto al Cristo y, ahora, es él quien saca la foto”, aseguró Raposo sobre la campaña lanzada en las redes sociales a través de la cual buscan “llegar a más gente”.

El rector del santuario también añadió que “si Cristo estuviese hoy aquí, como hace 2.000 años, él usaría estas tecnologías”. (EFE)