Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El cardenal Daniel Sturla encabezó el Vía Crucis y se prepara para la mayor celebración de la Iglesia

LA RED 21 |

El cardenal monseñor Daniel Sturla encabezó este viernes Santo el Vía Crucis y recorrió siete iglesias de la ciudad, al tiempo que remarcó la consigna del Papa Francisco: “Subamos a la cumbre de la misericordia y miremos con los ojos de Jesús”.

Este viernes la Iglesia Católica celebró la pasión y muerte de Jesucristo, que recuerda las últimas horas de su calvario antes de ser crucificado.

En ese marco, Sturla recorrió siete iglesias de la capital, comenzando por la Parroquia San Francisco de Asis en Cerrito y Zabala. El rezo se inició en la Cripta del Sr. de la Paciencia ubicada debajo de la parroquia.

La peregrinación prosiguió hacia la Catedral para luego continuar a la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes y San Vicente Pallotti. Con posteridad la procesión visitó la Iglesia de los Vascos, Conventuales y Sagrado Corazón de Jesús, y finalizó en los Capuchinos.

Sturla remarcó que el lema del Vía Crucis de este año, que conmemora el calvario y la pasión de Cristo, ha sido: “Subamos a la cumbre de la misericordia y miremos con los ojos de Jesús”, tal como lo ha planteado el Papa Francisco.

“Este es el año de la misericordia, y queremos subrayar este aspecto. Mirar con ojos de Jesús, que son ojos compasivos, ojos que ven el sufrimiento del otro como propio, y que se comprometen con el otro que sufre”, remarcó el prelado.

Asimismo, recordó que el Vía Crucis es una tradición que comenzó en Roma, en el siglo XVI. “Conmemora el calvario de Jesús cargando la cruz, que lo llevó a su crucifixión en el monte Gólgota. En aquella ocasión, una muchedumbre acompañó al mesías hasta el lugar donde se entregó a su muerte para expiar los pecados del mundo”.

Este sábado de Gloria, la Iglesia Católica se apresta a bendecir el agua y el fuego símbolos de la luz que venció a las tinieblas y de la pureza y consagración respectivamente. Mientras que la fiesta cumbre es el domingo de Pascuas o de resurrección de Jesucristo.