Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Cura de Fraile Muerto huyó tras acusciones sexuales

TELENOCHE |
http://www.telenoche.com.uy/nacionales/cura-de-fraile-muerto-huyo-tras-acusaciones-sexuales.html

En el gimnasio de la localidad aparecieron pintadas que lo involucraban con tres personas.

El sacerdote Fernando, colombiano de 52 años, huyó de Fraile Muerto, en el departamento de Cerro Largo, luego de que en el gimnasio de la localidad aparecieran pintadas que lo vinculan sexualmente con tres personas.

El obispo de la diócesis de Melo, Heriberto Bodeant, se pronunció en un comunicado y explicó que “en el Obispado no se recibió ninguna denuncia formal sobre abuso de menores”.

En el documento, el obispo recuerda que tuvo una conversación con el sacerdote respecto a las pintadas y este “alegó que el escrito en la pared era “una calumnia”. Además, indicó que quería volver a su país natal “para atender su salud, porque se sentía muy estresado, y la de sus padres, ya ancianos”.

Ante esto, Bodeant sostiene que le dijo que la situación se tenía que aclarar y por ello, no podía dejarlo salir del país.

En la misma línea, el obispo concurrió hasta la localidad y vio una foto del grafiti, “que ya había sido tapado”. “Allí se aludía a tres personas, de sexo masculino: una de ellas con su apellido, a quien pudimos identificar, mayor de edad; las otras dos por sobrenombres, que hasta ahora no se ha llegado a identificar”, señala.

El sacerdote volvió a ser interrogado, pero negó haber mantenido relaciones sexuales con alguien. En los días siguientes, continuó solicitando volar a Colombia, pero el pedido fue reclinado en distintas oportunidades. Aún así, y sin autorización, el 31 de julio el sacerdote se fue del país.

“Consumado ese hecho, hice un decreto suspendiéndolo en su ministerio e intimándolo a regresar. El decreto fue enviado a las autoridades de la diócesis en la que actualmente reside, para que le sea comunicado y para que la Iglesia en Colombia esté en conocimiento de la situación del sacerdote”, indica.

Por otra parte, la Iglesia continúa investigando el caso, para “establecer cuál es la verdad”.