Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios Cuba, EEUU y el Papa [Opinión]

LA REPÚBLICA |

Por Niko Schvarz

Raúl Castro se reunirá con el Papa Francisco el próximo domingo 10 en el Vaticano; por otra parte, el Papa llegará a Cuba en setiembre, previo a su viaje a los Estados Unidos, siendo el tercer Sumo Pontífice que visita la isla caribeña.

El Papa ha desempeñado un papel de primer plano en favor del restablecimiento pleno de las relaciones diplomáticas entre ambos países, objetivo hacia el cual se viene avanzando paso a paso.

Uno de ellos es que se ha multiplicado el número de viajeros entre uno y otro país en forma sistemática luego de la reunión verificada entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el pasado 17 de diciembre, que abrió un nuevo período tras más de medio siglo de ruptura de relaciones, y que fue seguida por su encuentro en la VII Cumbre de las Américas efectuada en Panamá los días 10 y 11 de abril.

Tras la misma se dieron varios pasos positivos, uno de los cuales fue el envío de un mensaje del presidente Obama al Congreso el 14 de abril para retirar a Cuba de la lista de estados terroristas (en la que nunca debió haber estado, no solo porque no patrocina ninguna forma de terrorismo, sino porque ha sido víctima a lo largo de estas décadas de múltiples formas de terrorismo, practicadas especialmente por Estados Unidos).

La última novedad consiste en que EEUU acaba de conceder, por primera vez en más de medio siglo, licencias para operar servicios de transporte de pasajeros en ferry desde territorio estadounidense hacia la isla.

La noticia fue anunciada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros, y son cuatro las compañías que recibieron esta autorización: Baja Ferries, de Miami; Ferry Partners, de Orlando; United Caribean Lines de Florida y Airlines Brokers, también de Miami. La intención de las compañías es que los viajes sean más económicos que los aéreos y que los viajeros puedan transportar más equipaje sin costo adicional.

El ejecutivo de una de las compañías dijo que se trata de “un evento histórico, que llevábamos esperando desde 1991”. Los pasajeros transportados deben entrar dentro de las 12 categorías bajo las cuales se les permite a las estadounidenses viajar a Cuba, como visitas familiares o con fines académicos, culturales, deportivos o religiosos.

Esta concesión abre más aun la gama de opciones para viajar directamente hacia la isla desde Estados Unidos, sumadas a las vuelos aéreos tipo chárter, que son más caros, pero que de todos modos se han multiplicado apreciablemente.

Al mismo tiempo, agentes de viajes y operadores turísticos de EEUU asisten por primera vez a la Feria Internacional del Turismo de Cuba, inaugurada el 5 de mayo.

Al abrir la muestra en Cayo Coco, el ministro de Turismo cubano, Manuel Marrero, anunció que asisten por primera vez 120 operadores de tours y agentes de viajes estadounidenses en una feria cubana. Afirmó que el turismo en Cuba se desarrolla sin renunciar a sus principios e historia, y con el compromiso de acoger a todos por igual.

Cuba recibió por primera vez a más de 3 millones de turistas en 2014, un crecimiento de 5,3% frente al año anterior, e ingresos por 2.000 millones de dólares, a la vez que creció el turismo interno, que se hospeda en hoteles estatales y de sociedad mixta con capitales extranjeros.

Todo lo relacionado con la normalización de las relaciones (diplomáticas y de todo tipo) entre Estados Unidos y Cuba es seguido con interés por toda la América Latina y caribeña, que expresó sin reticencias su pleno apoyo y solidaridad con Cuba en este plano, evidenciado en particular en la señalada Cumbre de las Américas.

El objetivo inmediato es concretar a plenitud el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y, con prioridad absoluta y esencial, levantar de una buena vez el infame bloqueo comercial, económico y financiero que mantiene Estados Unidos contra la isla, uno de los actos más inicuos y persistentes en la actual realidad internacional.

En ello ha insistido el presidente Raúl Castro en todas sus intervenciones sobre el tema. En la Cumbre de las Américas, dijo: “Aquí estamos con la frente en alto y la dignidad intacta”, al tiempo que subrayó su voluntad de un diálogo sin prejuicios y de franco entendimiento con Estados Unidos. No deben tardar las novedades positivas en este terreno.

Las últimas intervenciones de Raúl Castro se produjeron luego de participar en reuniones realizadas en Moscú, donde se está preparando a todo tren la celebración, el 9 de mayo, de los 70 años de la victoria sobre el nazismo. Un acontecimiento de máxima envergadura en la historia de la humanidad, que en estos días concentra la atención del mundo entero.