Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Convento del horror: hallan restos de 800 niños en una fosa común

SUBRAYADO |

http://www.subrayado.com.uy/Site/noticia/34037/convento-del-horror-hallan-restos-de-800-ninos-en-una-fosa-comun

La historia negra de la Iglesia católica irlandesa volvió a quedar al descubierto con este hallazgo. El convento albergó a madres solteras entre 1925 y 1961.

Se trata de un convento católico de Tuam que albergó a madres solteras y en ese predio se halló una fosa con restos de al menos 796 niños.”Alguien me había mencionado la existencia de un cementerio para recién nacidos, pero lo que he descubierto es mucho más que eso”, declaró la historiadora Catherine Corless, quien efectuó el descubrimiento.

Al investigar los archivos de un antiguo convento de Tuam (oeste de Irlanda), hoy convertido en urbanización, contrastándolos con los del cementerio local, la historiadora determinó que una fosa séptica al lado del centro religioso contiene los restos de esos 796 niños, cuyas edades iban desde los pocos días hasta los 8 años.

Los registros del convento dicen que los niños murieron de hambre o de enfermedades infecciosas, como el sarampión o la tuberculosis.

Estos recién nacidos fueron probablemente enterrados secretamente por monjas del Convento Santa María, gestionado por monjas del Buen Socorro.

Un familiar de un niño que estuvo en esa institución interpuso una querella para esclarecer lo que ocurrió.

“Muchas de las revelaciones son profundamente perturbadoras y un recuerdo impactante de un pasado oscuro en Irlanda donde nuestros niños no eran amados como deberían”, dijo en un comunicado el responsable de Infancia y Juventud del gobierno irlandés, Charlie Flanagan.

La fosa común fue descubierta en 1975 por los vecinos, que hasta ahora creían que los huesos eran de víctimas de la Gran hambruna irlandesa del siglo XIX, en la que murieron cientos de miles de personas.

St Mary era uno de los muchos hogares para madres e hijos que existían en Irlanda en el siglo XX.

Miles de mujeres solteras embarazadas, tildadas entonces de “perdidas”, fueron enviadas a dar a luz a estos hogares.

Las mujeres vivían en el ostracismo de la sociedad irlandesa, y a menudo las obligaban a dar a sus hijos en adopción.

La doctrina conservadora católica de la época negaba a estos niños el bautizo y, en consecuencia, el entierro en campos santos.

Tras conocerse el origen de los cuerpos, se formó un comité para recaudar dinero y levantar un monumento con los nombres y edades de los 796 muchachos.