Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Condenan por abuso a sacerdote chileno

RADIO MONTE CARLO |

El irlandés John O’Reilly, líder de la orden religiosa Legionarios de Cristo en Chile, fue condenado este miércoles por abuso sexual reiterado de una niña, según informó el tribunal.

O’Reilly, de 68 años, fue encontrado culpable de abuso sexual reiterado en contra de una menor, ocurrido entre los años 2007 y 2010 en el interior de un exclusivo colegio del oriente de Santiago, donde el sacerdote se desempeñaba como líder espiritual.

De acuerdo a la sentencia pública leída este miércoles por la jueza María Teresa Barrientos, hay pruebas suficientes para acreditar que O’Reilly abusó de la menor, tocando sus partes sexuales de forma reiterada tras sacarla desde su sala de clases.

“El tribunal ha dado por establecido por mayoría de sus integrantes, más allá de toda duda razonable, los siguientes hechos (…) O’Really resolvió realizar acciones de significación sexual mediante el contacto corporal con una alumna del colegio”, dijo la jueza Barrientos en su fallo.

El sacerdote había sido acusado de abusar sexualmente también de la hermana mayor de la niña, pero en este caso el tribunal lo absolvió por unanimidad, al estimar que no había pruebas de su participación.

El caso toca a uno de los sacerdotes más influyentes de Chile, a quien el Congreso le otorgó la nacionalidad chilena por gracia en 2008. El abuso se habría producido en el seno del exclusivo Colegio Cumbres, al que asisten los hijos de gran parte de la élite chilena.

El Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago fijó para este próximo 11 de noviembre la audiencia en donde dará a conocer la pena de cárcel a la que será condenado O’Reilly. La Fiscalía pidió para él 10 años de prisión.