Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Con la ley de aborto firme, la Iglesia uruguaya continuará defendiendo la vida

AICA |

Luego de que se informara la escasa adhesión al recurso de interposición de un referéndum para derogar el aborto, la Iglesia en el Uruguay afirmó que continuará trabajando en otras alternativas que lleven a concientizar a la ciudadanía sobre el valor de cada vida humana. “Miremos al corazón de cada uruguaya y uruguayo, porque allí es donde se toman las decisiones que afectan nuestra vida y la de los demás. Pidamos al Señor erradicar toda sombra de egoísmo y violencia y ayudarnos a ser un pueblo de hermanos”, expresó un obispo.

Luego de que la Corte Electoral del Uruguay informara la escasa adhesión al recurso de interposición de un referéndum para derogar el aborto, la Iglesia en el Uruguay afirmó que trabajará para concientizar a la ciudadanía sobre el valor de cada vida humana e impulsará otros mecanismos que lleven a dejar sin efecto la ley sancionada y promulgada en octubre de 2012.

Este domingo 23 de junio, los uruguayos tuvieron la oportunidad de concurrir a las urnas para manifestar su intención de que el Estado llame a un plebiscito y, en caso de obtener una mayoría de voluntades en esa oportunidad, dejar sin efecto la ley con la que se dispuso la despenalización del aborto hasta la duodécima semana de gestación. Sin embargo, no se alcanzaron las 655.000 papeletas, como indica la ley.

En este sentido, el obispo de Melo, monseñor Heriberto Bodeant, recordó que el tema puede ser replanteado en el Parlamento “de darse en el futuro otras correlaciones políticas”. Es que la iniciativa logró el apoyo de la mayoría de los precandidatos presidenciales que se postulan para 2014. Además, recordó que muchos legisladores que votaron la ley manifestaron no querer el aborto.

“Es posible que haya voluntad en el Parlamento y en otros ámbitos de Gobierno para impulsar medidas de apoyo a las embarazadas que se encuentran en situaciones más difíciles, de modo que no tengan que recurrir al extremo de eliminar la vida humana que está creciendo dentro de ellas”, indicó el prelado.

El obispo uruguayo agradeció el apoyo que brindaron los promotores de la campaña, y recordó, a quienes se siente desanimados, una parábola de Jesús: “El Reino de los Cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó toda la masa”. Y añadió: “los cristianos estamos llamados a ser fermento en la masa.

Monseñor Bodeant recordó que el “Evangelio de la vida” está en el centro del mensaje de Jesús, y reafirmó que los miembros del Pueblo de Dios continuarán anunciando el “carácter inviolable” de la vida humana.

“Todo lo que se opone a la vida, todo lo que viola la integridad de la persona humana, es oprobio que deshonra más a quienes los practican que a quienes padecen la injusticia y son totalmente contrarios al honor debido al Creador”, recordó citando la encíclica Evangelium Vitae, del papa Juan Pablo II.

“Miremos al corazón de cada uruguaya y uruguayo, porque allí es donde se toman las decisiones que afectan nuestra vida y la de los demás. Pidamos al Señor que toque con su Gracia y con su Amor el corazón de cada persona, para erradicar toda sombra de egoísmo y violencia y ayudarnos a ser un pueblo de hermanos”, concluyó el obispo.