Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Comienza a definirse ley de matrimonio igualitario

EL PAÍS |

Decisión sobre el orden que llevarán apellidos de los hijos

Esta semana comenzará a votarse en el Parlamento uno de los proyectos de ley más polémicos de la Legislatura, el conocido como matrimonio igualitario, que implica la unión de dos contrayentes, cualquiera sea la identidad de género u orientación sexual de estos, en los mismos términos, con iguales efectos y formas de disolución que establece hasta el presente el Código Civil.

Pasado mañana miércoles, la comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Diputados comenzará a votar el extenso articulado del proyecto de ley, que ha sido definido como una de las prioridades de la bancada del Frente Amplio para este año.

La propia letra del proyecto ha sido polémica a un punto tal que no hubo una sola posición en el oficialismo, que debió trabajar para unificar posturas. En estas horas el Frente Amplio deberá definir por una de las dos alternativas que existen para acordar una sola posición en torno al punto más polémico, que es el artículo 10, que hace referencia al orden de los apellidos de los hijos de ese matrimonio.

Según el diputado Aníbal Pereyra (MPP) quedó descartada la redacción original del proyecto, que planteaba que el orden de los apellidos fuera a elección de la pareja en cuestión, en cualquier circunstancia.

Esto podría haber generado situaciones muy complejas, por lo que el oficialismo tomó por otro camino. Actualmente la bancada oficialista maneja dos fórmulas concretas. “Una opción es dejar a las parejas heterosexuales con la actual forma de poner los apellidos y para las del mismo sexo que las parejas elijan apellido y si no en diez días se define por sorteo, dejando claro que si la pareja adopta a más de un hijo sigue con el apellido del primer hijo. La otra opción es que la pareja pueda elegir el apellido siempre manteniendo el mismo apellido si la pareja sigue teniendo hijos”, explicó Pereyra.

El resto del proyecto y su redacción están acordados en el Frente Amplio. Estas alternativas surgieron a raíz que varios legisladores insistieron en hacer una diferenciación entre matrimonios homosexuales y heterosexuales en este aspecto.

A diferencia de la despenalización del aborto, en la oposición no habrá unidad de acción a la hora de votar este proyecto.

Por ejemplo, el Partido Colorado analizará el tema hoy lunes en sus reuniones de bancada en el Parlamento.