Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios Católicos y ortodoxos en el primer Día Mundial por el Cuidado de la Creación instituido por el papa Francisco

LA RED 21 |

El Vaticano y la Iglesia Ortodoxa de Constantinopla, han decidido concelebrar cada 1º de Septiembre el Día Mundial por el Cuidado de la Creación, manifestando la preocupación que todos los creyentes deben tener en los temas de la protección ambiental, destinando una jornada de oración por el tema.

La decisión papal aparece de algún modo en respaldo a la encíclica sobre el cambio climático que Francisco emitió en junio pasado, la primera que se conoce en la historia del Vaticano destinada a la protección de la Naturaleza. Foto: Wikimedia Commons.
“Como cristianos, queremos ofrecer nuestra contribución para superar la crisis ecológica que está viviendo la Humanidad”, detalló el papa Francisco en una misiva al Pontificio Consejo Justicia y Paz, donde plantea la necesidad de actuar en conjunción con la fecha reconocida desde tiempo atrás por la Iglesia Ortodoxa. “Debemos ante todo extraer de nuestro rico patrimonio espiritual las motivaciones que alimentan la pasión por el cuidado de la creación”, enfatizó el pontífice remarcando que “para los creyentes en Jesucristo, Verbo de Dios hecho hombre por nosotros, la espiritualidad no está desconectada del propio cuerpo, ni de la naturaleza o de las realidades de este mundo”.

Aportando a la encíclica y a la cumbre de ONU
La decisión papal aparece de algún modo en respaldo a la encíclica sobre el cambio climático que Francisco emitió en junio pasado, la primera que se conoce en la historia del Vaticano destinada a la protección de la Naturaleza, donde además apuesta a minimizar el consumismo y a destrucción generalizada del planeta. La encíclica “Laudato si” recuerda que serán los menos favorecidos del mundo, los que deban soportar las peores cargas por el cambio climático, la mala gestión del agua potable, la pérdida de la biodiversidad y la desigualdad entre naciones ricas y pobres, todas prioridades que están ya entre los mayores desafíos que tiene la Humanidad, según el documento papal.

La jornada mundial puede también sumarse –como la encíclica- al aporte que Francisco pretende imponer en la Cumbre del cambio climático que la ONU celebrará en Paris en diciembre próximo, y donde el desafío para un acuerdo entre las grandes potencias para enfrentar el aumento de la temperatura global, aparece casi como un fracaso desde antes mismo de iniciarse las conversaciones.