Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios Cardenal Sturla: “¡Ser cristiano no es aburrido!”

LA REPUBLICA |

http://www.republica.com.uy/no-es-aburrido/535736/

MÁS DE 6.000 JÓVENES CATÓLICOS LLENARON EL KIBÓN DE COLOR Y DE FE

La 37ª Jornada Nacional de la Juventud convocada por la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal del Uruguay, superó todas las expectativas de participación, ya que reunió durante el fin de semana, a más de 6000 jóvenes católicos de todos los rincones del país, los que llegaron a la explanada de Kibón, en la rambla de Montevideo, para comprobar que “Él transforma tu corazón”.

En esta fiesta de los jóvenes católicos no faltó ningún ingrediente ya que hubo música de la mano de varias bandas, baile, reflexión, testimonios, oración y adoración a Jesús en la Eucaristía.

El sábado, a la hora 12 comenzaron a llegar las distintas delegaciones que fueron recibidas por los anfitriones y el Presidente de la Comisión de Pastoral Familia de la CEU, Mons. Arturo Fajardo (Obispo de San José).

Mientras los jóvenes ensayaban la coreografía de la canción oficial de la Jornada, creada por el grupo Ecos, llegó el arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla, para acompañar a los jóvenes durante dos días para “hacer lío”, como era la consigna.

Un aspecto a destacar fue que el gran escenario tenía de fondo la imagen del logo y de un alfarero (aludiendo al tema de la reflexión del día) realizado por el joven artista Eloy Pereira y como únicos ornamentos la imagen de la Patrona de la Patria, la Virgen de los Treinta y Tres y la Cruz de la Jornada Nacional de la Juventud.

Ya muy entrada la noche, iluminados por la tenue luz de una pequeña vela individual, los jóvenes se sumieron en un profundo recogimiento para vivir la Vigilia preparada por la Diócesis de San José.

Tenue luz

Mons. Fajardo subió al escenario y exhibió al Santísimo Sacramento para su adoración por parte de los 6000 jóvenes que se encontraban de rodillas.

Cientos de jóvenes aprovecharon la vigilia para confesar sus pecados a alguno de los 50 sacerdotes y algunos obispos que administraban el sacramento.

La bendición y las delegaciones partieron a sus comunidades de acogida.

Ayer domingo, por la mañana, fueron horas en que los jóvenes, acompañados por sacerdotes y el propio cardenal, efectuaron servicios por distintos barrios de Montevideo, y las 14hs. se llevó a cabo la multitudinaria Misa en Kibón presidida por el cardenal y concelebrada por los Obispos y decenas de sacerdotes.

Sturla dio varios menajes positivos, aunque realistas, recordando que “el gran problema del Uruguay es que la gente no le encuentra sentido a su vida. Anuncien que la vida es bella”, y enfatizó que “ser cristiano no es aburrido!!!”.