Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Brasil se moviliza por la despenalización del aborto

LA RED 21 |
http://www.lr21.com.uy/mujeres/1372251-brasil-mujeres-aborto-livre-ejemplo-argentina-irlanda

Inspiradas en las activistas de Irlanda y Argentina las mujeres brasileñas se movilizaron este viernes para exigir “Aborto legal, seguro e gratuito”.

Centenares de mujeres marcharon este viernes por las calles de Río de Janeiro, Sao Paulo, Belo Horizonte y otras ciudades de Brasil para demandar la despenalización del aborto en el gigante sudamericano.

Inspiradas en el avance de las activistas en Argentina y la despenalización lograda Irlanda, las brasileñas comenzaron a ejercer presión sobre un tema que desde hace años vienen exigiendo.

Las manifestantes llevaron carteles que expresaban argumentos comunes en todos los países que luchan por la despenalización del aborto que tiene que ver con la desigualdad social: “las ricas abortan pero las pobres mueren”.

“No debe obligarse a una mujer a que sea madre”, declaró Tina Tigri, una productora de eventos culturales que tiene dos hijos y asistió a la protesta.

“Queremos que (el aborto) sea legal, seguro, en un hospital”, agregó.

La marcha fue llamada bajo la consigna: “Nuestra hora de legalizar el aborto”.

Brasil, que tiene la mayor población de católicos y donde los grupos evangélicos aumentan con rapidez, permite el aborto en tres casos: si la vida de la madre está en peligro, en caso de violación y si el feto tiene anencefalia, una malformación del cerebro, mientras que prevé, según el artículo 124 del Código Penal, de uno a tres años de prisión para la mujer que abortar en cualquier otra situación.

Sin embargo a pesar de la restricción los abortos se realizan igual, de forma clandestina. Según expertos de salud, entre 400.000 y 800.000 mujeres abortan cada año en el país latinoamericano y cada dos días una mujer muere víctima de un aborto inseguro, de ahí el reclamo y la necesidad de su despenalización.

“No sé exactamente cuándo alcanzaremos eso (la despenalización) en Brasil, pero soy optimista. Incluso un país fuertemente católico como Irlanda legalizó”, señaló Anna Carolina, una de las organizadoras de la marcha, y reconoció que eso fue algo “muy sorprendente”. También hizo referencia a los avances en Argentina, que fueron gracias a la presión en las calles y recordó que esa lucha no es de ahora, y “en Brasil, esta lucha también viene de décadas, pero tenemos hoy un Congreso que quiere impedir el aborto hasta en los casos ya legalizados”, dijo en referencia a la propuesta de algunos sectores de prohibir el aborto en todas sus causales.

Vereda de enfrente

Del otro lado el martes se llevó a cabo la 11° Marcha Nacional por la Vida en Brasil donde ciento de personas se manifestaron contra el aborto y el activismo judicial que busca liberar esta práctica en el país.

El próximo 6 de agosto habrá una audiencia pública convocada por la ministra Rosa Weber, del Supremo Tribunal Federal (STF), para discutir la despenalización del aborto en los tres primeros meses de gestación.

La manifestación fue convocada por el Movimiento Nacional de Ciudadanía por la Vida Brasil sin aborto y llegó hasta a la sede del Congreso Nacional, donde se realizó un acto simbólico con la presencia de algunos parlamentarios provida, como el diputado federal Eros Biondini, quien llamó a “no descansar en nuestra lucha” en defensa de la vida.

Según Biodini la marcha muestra “que aquí representamos a la gran mayoría de la población brasileña, que varias veces ya se ha manifestado totalmente contra el aborto”.

El 6 de agosto se revisará el pedido del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), para que el STF invalide los artículos 124 y 126 del Código Penal que criminalizan el aborto.

La ministra Weber reconoció que el tema jurídico es uno de los “más sensibles y delicados”, dado que involucra cuestiones de orden ético, moral, religioso y salud pública.