Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Bonafini acude al Papa por las penurias económicas y sociales de los argentinos

LA REPÚBLICA |

OBISPOS ARGENTINOS PIDEN NO POLITIZAR POSIBLE ENCUENTRO

La líder de Madres de Plaza de Mayo, la dirigente política Hebe de Bonafini, llevará a su audiencia con el Papa Francisco su clamor por una situación social desesperante para trabajadores y pobres a causa de las políticas neoliberales que aplica el presidente Mauricio Macri.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, confirmó que se reunirá con el papa Francisco en Roma si los médicos la autorizan a viajar. La audiencia entre el Sumo Pontífice y Bonafini está agendada para el viernes 27 de mayo.

“Me estoy haciendo un chequeo para ver si puedo viajar. La gente lo da por hecho, pero todavía tengo que ver qué dicen los médicos”, aseguró Bonafini en diálogo con radio Télam.

Enseguida agregó: “He estado muy enferma y un viaje largo, con casi 88 años, tengo que hacerlo con buena salud”.

Si bien dijo que no dará detalles de lo que pedirá al Sumo Pontífice durante el encuentro en Roma, la titular de Madres anticipó: “Va a ser una cosa privada y solo [puedo decir] que no voy a pedir nada personal, como siempre, como hacemos el trabajo las Madres, que sirva para todos, para unos y para otros”, sostuvo.

Bonafini había contado en varias ocasiones que recibía invitaciones del Papa para que lo visite. El año pasado, dijo que le había puesto condiciones a Francisco para viajar. Entre otras, le pidió que reconociera que “la Iglesia tuvo mucha participación en la represión” durante la última dictadura y que hiciera “una misa por todos los sacerdotes y las monjas del tercer mundo desaparecidos en Latinoamérica”.

“Siempre me está invitando Bergoglio para que vaya. Le pido varias cosas que, si él las hace, yo voy a ir”, aseguró.

Ante la polémica generada por el posible encuentro del Papa Francisco con la líder de izquierda y presidenta de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, autoridades de la Iglesia en Argentina llamaron a no polemizar los gestos del Santo Padre, quien busca promover la cultura del encuentro, sobre todo en este Año de la Misericordia.

De Bonafini, que protagonizó agresivos ataques contra la Iglesia en Argentina -incluso cuando el hoy Papa era Arzobispo de Buenos Aires-, anunció recientemente que viajará al Vaticano el 27 de mayo para encontrarse con el Pontífice. La reunión aún no ha sido confirmada por la Santa Sede.

El anuncio de Bonafini causó polémica entre sus detractores, sobre todo porque en 2013 otra conocida líder social a cargo del comedor llamado Los Piletones, Margarita Barrientos, viajó al Vaticano para encontrarse con el Papa, en una audiencia que finalmente no se concretó.

Ante esto, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Mons. José María Arancedo, declaró a la prensa local que el posible encuentro de Bonafini con Francisco “son gestos desde la actitud que predicó siempre (el Papa), incluso con personas distantes. Son gestos que denotan coherencia. No hay que hacer lecturas políticas”.

El Prelado añadió que en la actitud del Santo Padre “hay sabiduría” que va en la “línea de la misericordia y el encuentro” y que su ejemplo invita a los argentinos a tener “actitudes superadoras”.

En la misma línea, el Arzobispo de Rosario, Mons. Eduardo Martín, conversó con ACI Prensa y recordó que especialmente “en el Año de la Misericordia (Francisco) nos está indicando este camino del encuentro, este camino de la reconciliación”.

“El Papa recibe a todo el mundo. Además, con este gesto de recibir a alguien que en su momento tuvo actitudes muy negativas hacia el Santo Padre, con epítetos y expresiones muy duras, me habla de un gesto cristiano (…) es un signo de perdón y reconciliación, eso es bien cristiano”, destacó.

“En esa línea hay que salir de toda polémica inútil”, enfatizó Mons. Martín y recordó que esta es una de las conclusiones que trata el documento “El Bicentenario: tiempo para el encuentro fraterno de los argentinos”presentado por la CEA este 12 de mayo.

“Nosotros decimos que uno de los peores males de la Argentina es el desencuentro y el Papa siempre ha propiciado una cultura del encuentro”, dijo.

En enero de 2008, Hebe de Bonafini profanó la catedral de Buenos Aires junto a otras Madres de Mayo al ocupar como baño la parte trasera del altar. También, le deseó la muerte al Papa Juan Pablo II y, tras la muerte del Pontífice, aseguró que se iría al infierno.

Sin embargo, en marzo de 2013, la líder de izquierda envió una carta al Papa Francisco para agradecer su labor en las “villas miserias” de Buenos Aires mientras fue el Arzobispo local. El Pontífice respondió que compartía el dolor de las Madres de Mayo, agradeció la labor hacia los más desfavorecidos e invitó a orar por él.

Por otra parte, De Bonafini declaró ayer en un medio local que se arrepentía de sus opiniones contra el Papa, quien es “para el mundo entero, un referente para mirar. El Papa da señales”.

Sin embargo, comparó al Pontífice con la expresidenta argentina Cristina Fernández. “A mí me hace acordar mucho a Cristina (Fernández), que también nos da señales y que a veces uno no las toma en cuenta”. “Ya nos pasó con Néstor Kirchner, uno tiene que saber arrepentirse, y si uno se equivocó saber decir ‘me equivoqué’”, agregó.