Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Arzobispo australiano a prisión por encubrir pederastia

LA REPÚBLICA |
http://republica.com.uy/arzobispo-australiano-a-prision-por-encubrir-pederastia/

La justicia australiana condenó este martes a un año de cárcel al arzobispo de la ciudad de Adelaida, Philip Wilson, por encubrir acusaciones de abusos contra otro religioso en los años 70.

Aunque Wilson, de 67 años de edad, debe pasar al menos seis meses recluido antes de poder optar por la libertad condicional, no ingresará de inmediato a la prisión, informó el magistrado Robert Stone de la corte de Newcastle donde compareció el prelado.

El próximo 14 de agosto se decidirá si Wilson puede cumplir su condena en arresto domiciliario, acotó Stone.

La instancia judicial en mayo declaró culpable al arzobispo por no denunciar a la policía los abusos cometidos por el sacerdote James Fletcher contra dos monaguillos en Hunter Valley, al norte de Sidney en la década de 1970.

Por otra parte, el cardenal australiano George Pell, jefe de finanzas del Vaticano, fue declarado culpable de múltiples cargos de abuso sexual infantil el 1 de mayo por el tribunal de la ciudad de Melbourne, estado Victoria.

La jueza Belinda Wallington desestimó varias acusaciones contra Pell durante las audiencias de instrucción que duraron cuatro semanas, pero afirmó que existen elementos sólidos para llevar el proceso judicial ante un jurado.

Asimismo, determinó que el prelado saliera en libertad bajo fianza y prohibió su salida de Australia, al tiempo que las autoridades retuvieron su pasaporte.

El cardenal se declaró inocente de los cargos imputados por la Policía del estado de Victoria de supuestos abusos sexuales contra menores de edad cuando era sacerdote en Ballarat (1976-1980) y arzobispo de Melbourne (1996-2001), pero se desconocen los detalles por estar bajo secreto de sumario.

La decisión de procesar al cardenal coincidió con el final de una investigación nacional sobre la respuesta institucional en Australia a los abusos sexuales cometidos contra niños, solicitada por el gobierno en 2012 tras una década de protestas por parte de las víctimas. (Fuente: Prensa Latina)