Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Argentina: el aborto es la 1ª causa de muerte materna

LA REPÚBLICA |

SÓLO URUGUAY, CUBA Y LA CIUDAD DE MÉXICO HAN LEGALIZADO EL ABORTO

En Argentina el aborto está prohibido desde 1921, sin embargo el debate nacional en torno al mismo ha roto el silencio sobre una cuestión que durante mucho tiempo ha sido un tabú.

Este 8 de agosto el Senado decidirá si el proyecto legislativo se convierte en ley o no. La vida de millones de mujeres depende de esta decisión.

El 14 de junio el proyecto de ley -que permite abortar hasta las 14 semanas de gestación- fue aprobado por estrecho margen, un resultado que habría sido impensable apenas hace un año, según informe de Amnistía Internacional.

Fue fundamental el papel que desempeñaron las mujeres y niñas que desbordaron las calles de la capital bonaerense y acamparon ante el Congreso de la nación.

Un derecho humano

El acceso a un aborto sin riesgos es un derecho humano. Pero en Argentina el acceso al aborto sigue siendo ilegal y está limitado sólo a los casos en los que hay riesgo para la vida o la salud de la embarazada o cuando el embarazo es consecuencia de una violación.

Sin embargo, en la práctica, el aborto se niega a muchas embarazadas, que se ven obligadas a buscar alternativas. Se calcula que cada año se practican en Argentina 500.000 abortos, lo que representa aproximadamente el 40% de todos los embarazos.

El aborto sigue siendo la primera causa de muerte materna en el país desde hace 30 años, un dato aún más terrible si se tiene en cuenta lo desarrollado que está el sistema de salud de Argentina.

En los últimos 60 años, más de 30 países han modificado su legislación para permitir mayor acceso al aborto, en ocasiones reconociendo que el acceso al aborto sin riesgos es fundamental para la protección de la vida y la salud de las embarazadas.

El debate nacional en Argentina también es una luz de esperanza para el resto de América Latina, donde actualmente sólo Cuba, Uruguay y la ciudad de México han legalizado el aborto.

Mujeres y niñas de toda la región han expresado su solidaridad con las mujeres de Argentina, y todo indica que la campaña se está extendiendo: a finales de julio, miles de personas salieron a la calle en Santiago de Chile, llevando los pañuelos verdes que son el símbolo de las activistas en Argentina, para exigir la reforma de las leyes restrictivas sobre el aborto.

¿Cómo ha sido posible esto?

Muchas personas han atribuido la votación nacional sobre el aborto al vibrante movimiento encabezado por mujeres y niñas que desde hace tres años se ha convertido en algo habitual en toda Argentina. El movimiento, conocido por el lema “Ni Una Menos”, fue una respuesta a los atroces índices de homicidios de mujeres y niñas en Argentina.

Muchas de las mujeres que participaron en las manifestaciones organizadas en torno a la consigna #NiUnaMenos se dieron cuenta enseguida de que la dilatada prohibición del aborto estaba contribuyendo a la muerte de muchas mujeres y niñas. Hoy, más personas que nunca hablan del aborto y comparten sus historias y experiencias.

La “marea verde”, llamada así por los pañuelos y la ropa de color verde que llevan las activistas, ha generado sin duda un impulso que han de aprovechar quienes defienden los derechos reproductivos.

El poder de la organización colectiva de las mujeres quedó demostrado cuando el presidente Macri anunció en marzo de 2018 que no intentaría vetar la decisión sobre el proyecto de ley del aborto a pesar de que es contrario a él.