Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Abortos registrados aumentaron 27,7%

EL PAÍS |

UN TERCIO DE LOS MÉDICOS SE NIEGA A INTERVENIR EN LA INTERRUPCIÓN DE EMBARAZOS

La cantidad de abortos registrados por el Ministerio de Salud Pública (MSP) crecieron un 27,7% en el segundo semestre del 2013. En todo el año pasado fueron 6.078. En tanto, un 30% de los médicos sigue expresando objeción de conciencia.

Entre junio y noviembre de 2013 se registraron 3.528 abortos, un promedio de 588 por mes. La cifra aumentó desde los primeros datos dados a conocer luego de reglamentada la ley, que abarcaba el período que iba desde diciembre de 2012 a mayo de 2013. En aquel período se contabilizaron 2.550 abortos, un promedio de 425 mensuales.

Los datos, que serán presentados mañana por el subsecretario del Ministerio de Salud Pública (MSP), Leonel Briozzo, fueron revelados a El País por fuentes de la cartera.

En tanto Briozzo, que se negó a hablar de estos números hasta que se realice la presentación oficial, señaló, sin embargo, que el incremento se explica por una mejora en el registro y que no implica necesariamente un aumento de los casos.

“El cambio en los números no es sustantivo. Lo que ha ocurrido ya lo habíamos adelantado y es que con el correr de los meses, y luego de implementada una ley de despenalización, el reporte de los casos de aborto aumenta”, señaló el subsecretario a El País.

En este sentido, el jerarca advierte que hoy “todas las instituciones están reportando” los casos de aborto. Y advierte que en los meses siguientes a la reglamentación de la ley, fundamentalmente entre diciembre de 2012 y febrero de 2013, “la mayoría de las instituciones todavía no estaban notificando al Ministerio”.

Otra razón para el aumento, advirtió Briozzo, es que a medida de que la ley se hace conocida “las mujeres que podrían recurrir a clínicas fuera del sistema legal, ahora se acercan a las instituciones”.

“En general, en los primeros meses aumenta, luego desciende y luego se estabiliza”, concluyó el subsecretario de Salud en declaraciones a El País.

Cifras.

La cifra de 6.078 abortos es mucho más baja que el estimativo que manejaba el Frente Amplio (FA) en 2012 cuando impulsaba la ley. En ese momento hablaba de 33.000 abortos en clínicas clandestinas. Briozzo justificó que esta diferencia no quiere decir que se siguen realizando abortos fuera de la ley, sino que tiene que ver con las políticas de educación sexual aplicadas dentro del gobierno.

“En un período prolongado de tiempo, entre 2001 y 2013, a pesar de que el aborto estaba penalizado, había una política sanitaria de reducción de riesgo y daño que generó condiciones para que las mujeres no fueran expulsadas del sistema. Consultaban al médico y este asesoraba para que lo hiciera con el menor riesgo. Esto, en conjunto con las políticas públicas de educación sexual reproductiva y anticoncepción universal, que están incluso desde antes del ciclo progresista pero que se intensificaron desde que el Frente Amplio está en el gobierno, nos permite decir que sin dudas se generaron las condiciones para que el aborto en Uruguay sea una práctica infrecuente”, advirtió Briozzo.

Y señaló que la hipotética cifra de 33.000 abortos, pertenecía a un relevamiento en clínicas privadas hecho antes de que se llevaran adelante todos los planes mencionados.

“Se trató de una encuesta del año 2000 a clínicas que ahora ya no están. Se tratan de datos incluso anteriores al aborto con medicamentos”, añadió el subsecretario.

El Ministerio tiene registrado tan solo el caso de un aborto realizado clandestinamente fuera del sistema desde que se implementó la ley.

Se trata del caso de una mujer que en septiembre pasado fue ingresada al Hospital de Clínicas luego de un aborto autoprovocado realizado con agujas de tejer. Como no había camas en el CTI del centro fue trasladada a una mutualista donde falleció.

Declinan.

Briozzo sostuvo que, en promedio, un 6,8% de las mujeres que van a la consulta médica para realizarse un aborto declinan su decisión. Y también advirtió que, a nivel mundial, Uruguay está “muy bien ubicado”.

Para fundamentar esto el jerarca precisó que 9 de cada 1.000 mujeres entre 14 y 44 años deciden interrumpir su embarazo. “Es una tasa que nos coloca en los mejores lugares del mundo. Solo nos superan Países Bajos, Suiza y en algunos años los países nórdicos”, sostuvo el jerarca.

“La realidad es que la práctica del aborto en Uruguay es muy infrecuente en comparación con otros países”, añadió.

Objeción.

En tanto, en lo que respecta a la objeción de conciencia, Briozzo sostuvo que la cifra se mantiene y que un 30% de los médicos siguen negándose a practicar abortos. Sin embargo, el jerarca confía en que esta cifra vaya descendiendo con los años.

“Nosotros vemos que ese porcentaje inicial de colegas que hacen objeción de conciencia frente a la interrupción del embarazo irá disminuyendo”, aseguró el subsecretario de Salud Pública.

“Además, la objeción de conciencia puede invocarse para hacer la receta de los fármacos, o puede ser, por ejemplo, para intervenir en una acción directa para provocar el aborto, son niveles distintos, por eso vamos a hacer un estudio aparte sobre este tema”, añadió el jerarca.

Briozzo reconoció que el caso “más crítico” hasta ahora en cuanto a la objeción de conciencia se dio en Salto, donde los 12 ginecólogos que trabajan allí se negaron cuando se implementó la ley a realizar abortos. Sin embargo sostuvo que “esto ya fue arreglado cuando se envió allí a una médica de ASSE (Administración de Servicios de Salud del Estado)”. Según añadió el jerarca, “pronto se enviará a más colegas para que trabajen en ese departamento y realicen las interrupciones de embarazos”.

Briozzo también admitió problemas en la implementación del sistema. “Hay dificultades. Es un cambio cultural e institucional muy importante, tanto para los centros como para los profesionales”, dijo.

Mayoría de las mujeres inicia la consulta al filo del plazo

El subsecretario del MSP, Leonel Briozzo, señaló a El País que la gran mayoría de las mujeres acude a las consultas al filo del plazo para abortar que permite la ley.

“Es verdad que esto sucede, pero a medida de que los servicios se van conociendo cada vez se consulta más precozmente”, advirtió Briozzo.

Semanas atrás El País informó que el 52% de las mujeres que consultó en el Servicio de Salud Sexual y Reproductiva del Hospital Pereira Rossell para interrumpir su embarazo entre diciembre de 2012 y octubre de 2013 tenía menos de nueve semanas de gestación. El 45% tenía entre diez y doce, el máximo que permite la ley para abortar. Un 1% excedía ese plazo y en un 2% no se registró el dato.