Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Aborto: consulta deja en un brete al FA

EL PAÍS |

Postura de Vázquez es clave a la hora de definir la estrategia para junio.

El factor Vázquez será clave en la estrategia que asuma el Frente Amplio ante la consulta popular convocada para derogar la ley del aborto. La coalición deberá definir si mantiene la libertad de acción concedida a militantes en una primera etapa.

Tras el anuncio de que se alcanzaron las 52.000 firmas necesarias para convocar la primera instancia de consulta en el camino por derogar la ley del aborto, los ojos de la izquierda están puestos en la figura del expresidente Tabaré Vázquez.

Cuando se realizaba la campaña de recolección de firmas, Vázquez y su familia apoyaron la iniciativa firmando la papeleta que se les entregó en su domicilio. Desde la comisión pro referéndum aguardan que siguiendo la misma lógica, el exmandatario concurra a las urnas el próximo 23 de junio, para habilitar la instancia de un referéndum derogatorio en el mes de octubre.

El factor Vázquez coloca al Frente en un brete una vez más, ya que es conocida la posición contraria al aborto que tiene el expresidente. Tal es así, que durante su gobierno vetó la despenalización del aborto y frente a los cuestionamientos recibidos del Partido Socialista decidió desafiliarse del sector.

La presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, dijo a El País que desde el año pasado -cuando durante la campaña de recolección de firmas se concedió libertad de acción a los militantes- no se ha vuelto a discutir el tema en la interna.

La Mesa Política del Frente Amplio será la que defina la estrategia a seguir. Es decir, si se mantiene la libertad de acción adoptada en la recolección de firmas o si se mandata a no votar. “La posición inicial de dejar en libertad de acción era para la etapa inicial de la recolección de firmas, no era extensiva a otras etapas”, explicó Xavier.

La presidenta dijo que al momento la única definición es la de “defender la ley” votada solo con el apoyo de la bancada del Frente Amplio y del diputado independiente Iván Posada. “No se debatió en ningún órgano esta nueva situación, pero sabemos que vamos a defender la ley”, acotó.

Xavier dijo que “como se tratará de una convocatoria para definir una instancia derogatoria de la ley es diferente al hecho de firmar para obtener la consulta. Como solo se concurre si se quiere obtener la derogación, hay que tomar una posición nueva”, acotó. Al ser consultada sobre la postura que asumirá Vázquez, la presidenta indicó que no tuvo ninguna conversación sobre ese tema con el expresidente.

Por su parte, el senador Luis Gallo (Asamblea Uruguay) opinó que teniendo en cuenta las dos posiciones existentes dentro del Frente Amplio “lo mejor será que cada uno de los frenteamplistas tome una posición personal”.

Aunque no hay una decisión adoptada a nivel de la coalición sobre el tema, Gallo indicó que en esta etapa lo más conveniente “sería dejar a los militantes en libertad de acción” para que decidan si quieren o no habilitar el referéndum derogatorio de la ley del aborto.

Consulta.La Corte Electoral se reunirá en la próxima semana para definir la convocatoria que según establece la Constitución debe hacerse 40 días después de la validación de las firmas. Fuentes del organismo dijeron a El País que la consulta voluntaria se realizaría el próximo 23 de junio. Allí se deberían alcanzar los 654.000 votos para poder convocar el referéndum.

Si se consiguiera esa cantidad mínima de votos a favor de una consulta, la Corte tendrá otros 120 días (no más allá de octubre de este año) para llamar a referéndum con voto obligatorio, esta vez para que toda la población se pronuncie.

¿Cómo se habilita?

En la consulta popular voluntaria que se realizaría el próximo 23 de junio deberán concurrir a votar un 25% de los inscriptos en el registro electoral. Esto implica que se requerirán al menos 654.000 votos para habilitar la instancia del referéndum derogatorio. De alcanzarse el número, la Corte Electoral deberá convocar la consulta en un plazo de 120 días.