Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios 30 AÑOS DE LA UCUDAL “Las personas con dinero tendrían que pagar por la educación universitaria”

EL ESPECTADOR |

AUDIO

310796_20150305105539_casarotti

En el marco de del aniversario número 30 de la Universidad Católica del Uruguay (Ucudal), su rector Eduardo Casarotti estuvo en los estudios de El Espectador y aseguró que “tendrían que haber tasas diferenciales de acuerdo a los quintiles socioeconómico de las personas” para que aquellos que “tienen dinero paguen por la educación universitaria, pública o privada”.

En diálogo con Daniel Castro, el rector de la Ucudal, el padre doctor Eduardo Casarotti habló del aniversario de la institución, los centros educativos públicos de gestión privada, el estado actual de la educación en el país y el debate sobre si la educación privada es elitista.
Concepción elitista de la educación terciaria. “La solución acá es la equidad” sentenció Casarotti con respecto a las interrogantes sobre la concepción elitista de la educación. “Los estudiantes de quintil más rico acceden a la educación universitaria gratuita, mejorando así muchísimo sus ingresos”. A entender del rector “tendría que haber tasas diferenciales de acuerdo a los quintiles socioeconómico de las personas” para que “las personas que tienen dinero” paguen “en la educación universitaria, pública y privada, y los que no tienen dinero tengan acceso gratuito a la educación terciario que ellos deseen”.

Por este motivo, el rector espera “seguir creando un sistema universitario, generando un sistema más articulado entre lo público y lo privado”.

Con respecto a los prejuicios que reinan en este entorno, Casarotti cree que si bien “la gestión es privada, el carácter es siempre público, son instituciones sin fines de lucro”.
Casarotti también relató que el Departamento de Educación de la Ucudal está trabajando con el cardenal Daniel Sturla para fomentar el desarrollo de colegios de gestión privada, al estilo Jubilar. “Esto puede generar centros que mejoren la trayectoria educativa. Las acciones, a mi juicio, implican generar centros autónomos con proyectos pedagógicos locales, centrado en aprendizajes de competencias básicas, que es lo que le falta a la gente. Si cambiamos un poquito el paradigma, si logramos crear estos institutos con cierta autonomía, podemos lograr grandes cosas”.

Para Casarotti “es clave generar un liceo público de gestión privada en barrios carenciados con autonomías, con un director capaz de llevar adelante un proyecto pedagógico”.

Autonomía para el diseño del plan de estudios

Según Casarotti, “a lo largo de estos 30 años hemos tenido autonomía para crear programas innovadores, pero podemos tenerla aun más. Estamos lejos de la autonomía que tienen las instituciones privadas de otros países cercanos, pero creo que los modelos universitarios que hay en este momento en América Latina, que le dan autonomía a las instituciones y al mismo tiempo acredita lo que hacen, tienen un sistema que funciona muy bien, y deberíamos avanzar más en ese sentido”.

Sobre los trascendidos acerca de la poca inversión en la investigación de algunas instituciones privadas, Casarotti entiende que cuando uno compara los números, está comparando presupuestos muy disímiles, “es verdad que nuestro presupuesto es más bajo, pero la producción que estamos haciendo en base al número de docentes de alta dedicación es bastante alta”.
Énfasis internacional

Con respecto al énfasis de la Ucudal en materia internacional, el rector aseguró que siempre están motivando la movilidad docente: “el intercambio docente es cada vez más fuerte, el 5% de 200 docentes por año están haciendo esa experiencia de intercambio”.

En Uruguay “tenemos una vocación cosmopolita muy fuerte, hay una red de profesionales fuera del país, es bueno que salgan y retornen, pero hay que mantener vivas las relaciones internacionales en la educación, entiendo que Uruguay debería tener una política mas activa con los que viven en el exterior”.

“No me preocupo que la materia gris se vaya de Uruguay, pero debemos tener un vínculo activo con ellos” concluyó el rector.