Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Vaticano respondió con cautela a crítica de ONU por abusos sexuales

EL OBSERVADOR |

Cruce. La Iglesia afirmó que se están tomando medidas y que el informe se encuentra “desactualizado”

Una suerte de balde de agua fría –inesperado– cayó en el Vaticano cuando ayer la Organización de Naciones Unidas lo acusó por no reconocer nunca “la amplitud de los crímenes” de abuso sexual contra niños por parte de religiosos y por adoptar “políticas y prácticas que llevaron a la continuación de abusos y a la impunidad de los responsables”. La Iglesia emitió un comunicado con una respuesta cauta y aseguró que estudiará el asunto, aunque no se ahorró algunos argumentos de su defensa.

La denuncia es de un documento de la Comisión de Derechos de la Infancia de ONU, que reprochó por no haber protegido a los menores víctimas de abuso sexual ni adoptar medidas que garanticen una sanción por este crimen. “El Vaticano infringe la Convención sobre los Derechos del Niño porque no hizo todo lo que tendría que haber hecho para proteger a los menores”, declaró la presidenta del Comité, Kirsten Sandberg, al presentar ese informe.

“Y estas no son simples recomendaciones de buenas prácticas. Algunas son reales violaciones de la Convención, sobre todo cuando no se protege a los niños a pesar de que existe la posibilidad de hacerlo”, dijo en una rueda de prensa.

Una de las denuncias más graves tiene que ver con la transferencia “de una parroquia a otra, o a otros países, de abusadores de niños bien conocidos, en un intento por encubrir sus crímenes”.

Los expertos de la ONU consideraron que esta y otras prácticas “llevaron a la continuación de abusos y a la impunidad de los responsables”.

Asimismo, se consideró que frente a los escándalos de pederastia entre sacerdotes, las autoridades eclesiásticas impusieron un “código del silencio” y prefirieron “preservar la reputación de la Iglesia y proteger a los responsables, por encima del interés supremo de los niños”.

El Comité concluyó que entre los años de 1960 y el presente hubo “decenas de miles de casos” de abuso sexual de menores en el ámbito de la Iglesia, pero agregó que no existe una cifra aproximada creíble porque nadie ha recopilado y reunido esos datos.

Además, el organismo criticó al Vaticano porque “denegar el acceso de anticonceptivos, así como de servicios de salud reproductiva, e información al respecto, tiene consecuencias negativas” para niñas y adolescentes y le recomendó adoptar estas prácticas.

Según el calendario del Comité, el Vaticano le presentará el próximo informe en 2017, plazo que no puede adelantarse porque este órgano de la ONU no cuenta con medios financieros para hacer un seguimiento más cercano y de corto plazo de los países que evalúa.

Respeto y firmeza

La oficina de prensa de la Santa Sede respondió con un mensaje de cuatro párrafos, en los que aseguró que “toma nota” del informe, que será “sometido a un minucioso estudio y examen en el pleno respeto de la Convención (…), según el derecho y la práctica internacional”.

El Vaticano reiteró “su compromiso de defender y proteger los Derechos del Niño, en línea con los principios promovidos por la Convención y según los valores morales y religiosos ofrecidos por la doctrina católica”.

Pero, al mismo tiempo, respondió que “lamenta ver en algunos puntos” del informe “un intento de interferir en las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre la dignidad de las personas y en el ejercicio de la libertad religiosa”, con relación al pedido de la ONU de que la Iglesia modifique su enseñanza en materia de aborto, anticoncepción e identidad de género.

Asimismo el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, declaró en Madrid que el Vaticano afronta los casos de pederastia en la Iglesia con una “exigencia de transparencia”, y prueba de ello es que en los próximos “días o semanas” explicará el funcionamiento de la comisión creada para prevenirlos.

“Desactualizado”

A título personal también respondió Silvano Maria Tomasi, el observador vaticano en las Naciones Unidas, que el pasado 16 de enero se presentó ante el Comité y que acusó que el mentado informe parece preparado antes de esa cita, en la que él respondió a las preguntas que le hicieron. Al cabo de aquel encuentro, por ejemplo, uno de los miembros del organismo había destacado que el organismo tenía “grandes expectativas de que se den los nuevos pasos, el diálogo con la sociedad civil sucederá y será real. Eso da más confianza en la nueva era, en el nuevo amanecer de la Santa Sede”. Eso fue lo que dijo al cabo de la comparecencia Sara de Jesús Oviedo Fierro, española y miembro del Comité.

Por eso, Tomasi consideró que el texto de ayer parece “desactualizado” si se tiene en cuenta lo que se está realizando. En el informe –aseveró– “falta una perspectiva correcta y actualizada de la actuación de la Iglesia, que ha realizado una serie de cambios en relación con la protección de los niños… difícil de encontrar al mismo nivel en otras instituciones o estados”.

“Se habla de 40 millones de casos de abusos sexuales a niños en el mundo. Por desgracia, algunos de ellos afectan a personas de la Iglesia. ¡Pero la Iglesia ha respondido y reaccionado! ¡Y lo seguirá haciendo! Tenemos que insistir en esta política de transparencia y de tolerancia cero ante los abusos, porque un solo caso ya es demasiado”, declaró. (Con agencias)

http://www.elobservadormas.com.uy/noticia/vaticano-respondio-con-cautela-a-critica-de-onu-por-abusos-sexuales_444316/