Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Vaticano evalúa limitar visitas para preservar frescos de Miguel Ángel

EL PAÍS |

La Capilla Sixtina recibe cada año a cinco millones de visitantes. Ahora, es nuevamente centro de debate por el cuidado que necesitan las obras de Miguel Ángel.

Para el director de museos del Vaticano, Antoio Paolucci, la cifra de visitas es demasiado elevada. En declaraciones al diario italiano La Repubblica expresó que entre las opciones que maneja el Vaticano existe la posibilidad de establecer el acceso limitado a un número cerrado de personas.

Según un artículo de El País de España, la propuesta surgió hace un mes de la pluma del crítico literario Pietro Citati que desde las páginas del diario italiano Corriere della Sera instaba al Vaticano a tomar en serio esta eventualidad para salvar los frescos.

Pero fue el mismo Paolucci quien desmintió en su momento esta teoría al afirmar al diario vaticano L’Osservatore Romano que la idea del acceso a un número cerrado era “impensable”.

“El tiempo en que solo los duques rusos o los señores ingleses, o expertos como Bernard Berenson podían acceder a las obras maestras del arte ya se acabó definitivamente. Esta es la época del turismo de los grandes números, millones de personas quieren disfrutar de la cultura histórica. Además, la Capilla Sixtina no es solo un lugar artístico: es una capilla consagrada, un manual de teología”, había manifestado Paolucci en la nota.

A pesar de lo que declaró en ese momento, ahora Paolucci manifiesta que el nuevo sistema de visitas se instalará “no más tarde de 2013”. Sobre este debate, el propio Paolucci manifiesta preocupación por el riesgo que corren las obras de Miguel Ángel.

Las obras de Miguel Ángel fueron realizadas en la capilla Sixtina entre 1508 y 1512 a pedido del Papa Julio II.

Con información de La Repubblica y EL PAÍS de Madrid