Iglesia al día

" En esta noche resuena la voz de la Iglesia: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!». Es otro “contagio”, que se transmite de corazón a corazón, porque todo corazón humano espera esta Buena Noticia. Es el contagio de la esperanza: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza! "
Papa Francisco

Noticeu Uruguayos en el II Congreso Internacional de la Acción Católica en Roma

Captura de pantalla 2017-04-28 a las 6.37.47 p.m.

Pbro. Marcelo De León, Pilar Paladino y Ricardo Diaz de la Acción Católica de la Diócesis de Canelones

Los representantes de la Acción Católica de la Diócesis de Canelones, el Presidente Ricardo Diaz, Pilar Paladino y el asesor Pbro. Marcelo  De León, se encuentran en Roma participando en el II Congreso Internacional de la Acción Católica, que se desarrolla del 27 de abril al 1 de Mayo en torno al tema «Acción Católica es misión con todos y para todos».

El  Pbro. De León  presentó en el plenario el camino recorrido durante los últimos años.

El jueves 27  el Papa recibió a los participantes en el Aula Sinodal y los llamó a ser evangelizadores, en camino y llenos de pasión.

El Santo Padre fue recibido por el cardenal Kevin J. Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida; Emilio Inzaurraga, coordinador del Foro Internacional de la Acción Católica (Fiac) y presidente de la Comisión Nacional Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina; monseñor Eduardo Horacio Garcia, asesor eclesiástico del Fiac, obispo de San Justo y Asesor nacional de la Acción Católica Argentina; Matteo Truffelli, presidente de la Acción Católica Italiana y monseñor Gualtiero Sigismondi, asesor eclesiástico general de la Acción Católica Italiana.

Emilio Inzaurraga presentó al pontífice a algunos niños de la AC que ofrecieron al Papa un álbum con dibujos de jóvenes de la Acción Católica en Albania, Rumania, España, Argentina e Italia referentes a los 6 verbos señalados por Francisco en la Evangelii Gaudium: iluminar, bendecir, levantar, sanar, liberar y vivificar.

Seguidamente, una familia de Malta de tres generaciones: los abuelos Bernadette y Michael Polidano y Joseph e Imelda De Bono; los padres Josef y Daniela De Bono; los hijos Gabriel, Francesca y Luke De Bono, dieron testimonio de fe ante el Papa y le obsequiaron un mantel como signo de la mesa familiar en la que se celebra la vida, se parte el pan, se ofrece el perdón, se recibe a los amigos y a los que tienen necesidad de un abrazo solidario. Otra familia, oriunda de Tierra Santa enseñaron al Papa la señal de la cruz en árabe para prepararlo mejor para la visita a Egipto que iniciará el día siguiente. También desde Tierra Santa, la modista Farah Kmosh le mostró al Santo Padre el proyecto “Rafedin”, que enseña sastrería y moda a las mujeres iraquíes refugiadas en Jordania para ayudar sobre todo a las más jóvenes a no abandonar su propia tierra.

CONTAGIAR LA ALEGRÍA DE LA FE

Al dirigirse a los 300 participantes, entre ellos varios argentinos, el pontífice dividió su discurso en temas: Carisma a la luz de Evangelii gaudium, las pautas de acción, los sujetos o agentes, los destinatarios, el estilo que tiene que tener la Acción Católica y el Proyecto.

“Me voy a permitir salir del texto y decirles lo que siento”, afirmó.

Al referirse al carisma de la Acción Católica, se preguntó “cómo podemos reformular el carisma a la luz de Evangelii gaudium, que es el marco de toda la acción apostólica hoy en la Iglesia”.

Francisco indicó que el carisma de la Acción Católica tiene que ser “el de la misma Iglesia encarnada entrañablemente en el hoy y el aquí de cada Iglesia diocesana”, apoyada en cuatro pilares fundamentales: oración, formación, sacrificio y apostolado. Puntualizó que el apostolado “tiene que ser lo distintivo, la pata donde apoya primero”.

“Hay un dinamismo integrador en la misión. Es la misión la que integra”, aseguró, y dio pautas para renovar el compromiso evangelizador.

El Papa sostuvo que la misión es la tarea fundamental de la Acción Católica e invitó a renovar y actualizar este compromiso para la evangelización, llegando a todas las periferias existenciales de verdad, asumiendo la totalidad de la misión de la Iglesia «en generosa pertenencia a la Iglesia diocesana desde la parroquia».

“ES BUENO RECIBIR UN BAÑO DE PUEBLO”

En referencia a los agentes, el pontífice indicó que todos los miembros de la Acción Católica son dinámicamente misioneros y exhortó a dejar que el Espíritu Santo los conduzca, abandonando viejos criterios y «adoptando los criterios que hoy son necesarios».

“Que la Acción Católica esté presente en el mundo político, empresarial, profesional, en las cárceles, los hospitales, las villas, las fábricas”, pidió el Papa para que no se transforme en una institución de “exclusivos que no le dice nada a nadie, y tampoco a la misma Iglesia”.

“Todos tienen derecho a ser evangelizadores”, subrayó, y consideró que esa organización laical tiene que popularizar más.

“La Acción Católica no puede estar lejos del pueblo sino en medio del pueblo», aseveró, y agregó que para poder seguir este camino «es bueno recibir un baño de pueblo”.

Francisco enumeró después los pasos por los que tiene que pasar el “proyecto” de la Acción Católica: primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar, haciendo camino juntos.

“¡Contagien la alegría de la fe! No caigan en la tentación del estructuralismo. La pasión católica, la pasión de la Iglesia es vivir la dulce y confortadora alegría de evangelizar”, concluyó.

En base  a http://www.aica.org/28212-el-papa-pide-la-accion-catolica-contagiar-con-pasion-alegria.html