Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

Noticeu Uruguayos en Cracovia coincidieron en la Misa presidida por el Cardenal Sturla

Misa uruguayos

El Cardenal Daniel Sturla celebró el miércoles 27 la Misa con los jóvenes uruguayos presentes en Cracovia para la 31° Jornada Mundial de la Juventud. Fue una ocasión de encuentro y alegría para los más de 300 compatriotas que compartieron la Eucaristía y sus vivencias de lo que va de la Jornada.

También fue momento para que la Enviada de DECOS MDEO , Carolina Bellocq, pudiera hablar con el Cardenal Daniel Sturla sobre cómo vive estos días de encuentro con jóvenes de todo el mundo.

Mucha alegría y gozo

En primer lugar, el Cardenal Daniel Sturla se mostró animado “porque se ve infinidad de jóvenes, infinidad de banderas y eso es una demostración de la vitalidad de la Iglesia Católica. Nos llena de gozo a todos. Y también la presencia uruguaya es una presencia importante. En una palabra: alegría.”

Después dio su testimonio de lo que sintió dar misa tan lejos de casa, pero para jóvenes compatriotas, y cómo surgió la idea: “La iniciativa surgió del Padre Sebastián Pinazzo, que es el Vicario de la Pastoral juvenil de la Arquidiócesis de Montevideo, y él fue convocando a los diferentes grupos de uruguayos dispersos por Cracovia y hoy la mayoría están aquí. Éramos más de trescientos en esta Parroquia de Cristo Salvador y creo que fue una misa con una vibración muy grande, sintiendo cerquita la Patria. Y con el deseo de evangelizar, que es el mandato de Cristo y lo que la iglesia en el Uruguay está abocada a hacer.”

También el Cardenal Daniel Sturla compartió sus deseos para el después de la Jornada, tanto para los jóvenes que están en Polonia como para los que la viven desde Uruguay: “Que sean como nos pide el Papa: discípulos misioneros. No solamente se trata de seguir a Cristo en el ambiente de mi Parroquia, de mi movimiento o de mi grupo, sino también anunciar a Cristo en todas partes. El mandato de Cristo es clarísimo.”

Y enfatizó que “en la sociedad plural en la que vivimos nosotros compartimos con creyentes de otras religiones y no creyentes, pero tenemos claro que queremos anunciar a Cristo. En Él se curan muchas heridas que la gente tiene, y que es Nuestro Salvador, el que nos abre perspectivas de vida plena.”

Por último, ante la pregunta de la vivencia de su primera JMJ como cardenal recordó que “Ya en la Jornada de Río de Janeiro fui de los obispos catequistas, acá también. Nos encargamos de las catequesis y celebrar misa a grupos de hispanoparlantes durante tres días en una parroquia. Eso ha sido muy bueno.” Y agregó que “Siempre es bueno también compartir con otros obispos y cardenales que conocemos aquí.”

Crónica elaborada por Camilo Genta para www.arquidiocesis.net