Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Unos payasos con talento único para jugar a la pelota

EL PAÍS |

Vienen de enseñarle al propio papa Francisco, algún truco de los que saben hacer en la cancha y eso sí que es otro momento histórico de los Harlem Globetrotters, el grupo de acróbatas que hicieron del basketball un espectáculo mucho antes de las glorias actuales de la NBA.

Ya han venido varias veces a Uruguay, un país que ha sucumbido a sus encantos desde comienzos de la década de 1950. En 1951 estuvieron por primera vez en Uruguay y en 1954 se estrenó Campeones de ébano, una película de Hollywood sobre la historia y las habilidades de este equipo de basketball. Por esa época su estrella era Goose Tatum, un verdadero habilidoso con carisma de estrella.

Hoy ese viejo amor uruguayo por este equipo de estrellas, podrá volver a hacerse con dos funciones en el Palacio Peñarol, a las 14.00 y a las 17.30. Es una escala de su gira mundial que, desde hace años, los tiene ocupados y muy solicitados.

En los últimos años ya estuvieron en Uruguay con algunos de sus espectáculos y siempre llenaron. En general juegan contra equipos locales y en general siempre ganan. Hay que ser muy aguafiestas para quererle ganar a los Globetrotters y suicidas: serán muy divertidos pero cuando juegan al basketball juegan muy bien. Entre ellos estuvo, por ejemplo, Wilt Chamberlain, uno de los grandes jugadores profesionales de Estados Unidos.

Los Globetrotters nacieron en el 1926 y en sus 89 años de historia jugaron más de 25.000 partidos y visitaron 122 países y territorios en los seis continentes.

Las actuales estrellas del equipo son Handles, Ant, Big Easy, Hi-Lite y TNT, una mujer. Los Globetrotters este año visitaron el Vaticano y nombraron al Papa miembro honorario del equipo (en 2000, ese honor le correspondió a Juan Pablo II y antes habían sido recibidos por otros seis pontífices) además de enseñarle el malabar básico de hacer girar la pelota en un dedo. Tres de sus jugadores, además, participaron en la delegación que encabezó Dennis Rodman para un partido ante Kim Jong Un, líder supremo y fanático del deporte.

Es un espectáculo bien familiar en el que los Globetrotters invitan a los niños y a sus padres a la cancha a jugar un rato con ellos. Sus acrobacias siguen siendo espectaculares.

Las entradas para los espectáculos de hoy el Contador Gastón Guelfi van desde los 290 a los 1.010 pesos y están a la venta en locales Abitab de todo el país.