Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios Unesco: Las Iglesias de Atlántida y Durazno podrían ser patrimonio de la humanidad

EL PAÍS |

http://www.elpais.com.uy/informacion/varias-obras-eladio-dieste-riesgo.html

Varias obras de Dieste están en riesgo

Un plan de restauración, promoción y jerarquización de las obras del ingeniero Dieste fue presentado por un experto de la Unesco, para después poder postular algunas construcciones como Patrimonio Histórico de la Humanidad.

En todo el territorio uruguayo hay construidas 60 obras del ingeniero artiguense Eladio Dieste (1917-2000). En visitas a 27 de ellas, se descubrió que el 10% se perdió, 5 están en vías de destrucción y solo el 40% puede rescatarse a corto o mediano plazo.

Eso informó el asesor de Unesco y arquitecto venezolano Ciro Caraballo en el último Congreso de Intendentes, desarrollado este mes en Montevideo. «No hay una sola obra que en este momento podamos inscribir a la lista de patrimonio mundial».

Caraballo, licenciado en Historia y magister en Patrimonio y Turismo, indicó que «solo el depósito de Montevideo (en el Puerto) está acondicionado para recibir visitantes. Tenemos la colección pero no tenemos un manejo nacional ni local ni departamental de esa excelente obra».

Para ilustrar más el descuido, comparó a la gestión nacional con quien tiene una colección de Picasso y colgó una obra en la cocina, otra en el baño y pintó encima de las que no le gustaron.

Antes de volcarse a generar un expediente completo que permita internacionalizar la obra de Dieste en general y algunas en particular, como las iglesias de Atlántida y Durazno, también se lo debe posicionar a nivel local, en todo el país.

Eso advirtió Caraballo, cara a cara con los intendentes y otras autoridades. «Si no se conforman mejoras urbanas y de gestión y algunos problemas de conservación, no podemos poner la iglesia de Atlántida en el expediente. Si montamos un expediente sin esa iglesia, seguro lo devuelven. La primera responsabilidad es mirarlo a Carámbula (intendente de Canelones) y decirle: tú empiezas. Te toca a ti mostrar el ejemplo, es así, alguien tiene que ir en la cabeza de esto», sentenció Caraballo, quien sumó otras denuncias.

La iglesia de Atlántida no tiene nadie que atienda; un cuidador posee las llaves pero no

siempre está en el lugar. El entorno creció irregularmente, «mitad campo, mitad urbano, pasando a escasos metros de una ruta nacional de alta velocidad».

Allí es necesario un plan urbano, resaltó el experto.

Actores.
Comprendiendo a la iglesia de Atlántida y las demás obras de Dieste, Caraballo señaló que deberían unir esfuerzos la Comisión de Patrimonio y las intendencias, pero sin olvidar a otras instituciones, como la Conferencia Episcopal en ciertos casos, y las asociaciones de empresarios que manejan fábricas.

«Hay una gran colección de fábricas en todo el país, de Dieste, y luego algo particular, que son las escuelas rurales del Plan Gallinal», agregó Caraballo refiriéndose al diseño para un centenar de centros rurales de la enseñanza primaria.

Al tratar de los grados de protección que merecería la obra completa de Dieste que se mantiene en pie, el asesor de Unesco recomendó que los intendentes apoyen la aprobación de un documento de la Comisión del Patrimonio Cultural, para declarar el interés departamental y nacional por decenas de «bienes de calidad».

También se pautó un Plan de Valorización de la obra de Dieste, buscando el rescate digital de imágenes para que en el año 2017, cuando se cumpla el centenario de su nacimiento, se lleve a cabo una serie de eventos culturales.

Dieste ya había sido inscripto en la llamada «lista indicativa» en 2010, pero desde Unesco nunca se definió nada. Ahora, a partir de un trabajo más afinado llegó a seleccionarse obras para dar a conocer su valor a nivel local y definir que, por lo menos las iglesias de Durazno y Atlántida, pueden integrar un nuevo expediente para solicitar que se las considere Patrimonio Histórico Mundial del siglo XX.

Otro proyecto.
Vinculado a las acciones de formación de capacidades en temas de patrimonio inmaterial y las industrias creativas, Caraballo anunció que ya elaboró y presentó un proyecto que está en evaluación en París, en la Unesco, a fin de obtener recursos para acciones educativas a corto plazo.

El venezolano no evitó eludir su rol docente y dedicó un tiempo a revelar los valores del ingeniero Dieste, que en varios departamentos trabajó asociado con arquitectos lugareños.

Entre más ejemplos, recordó los silos de ladrillo que hizo en Treinta y Tres, que como obra de ingeniería no existen en ninguna parte del mundo. Y asimismo puso énfasis en las torres pensadas como depósitos de agua o en «la de televisión de Maldonado, que es el objeto de ladrillo más alto del mundo, abandonado por ahí».

La comisión.
Alberto Quintela, en calidad de director de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, subrayó en el Congreso que lo novedoso de la posible postulación de Eladio Dieste radica en la distribución de sus obras por distintas regiones, urbanas o no.

«Dieste está en todo el país y podemos trabajar en una candidatura que es nacional. En Canelones con la iglesia de Cristo Obrero, en Durazno con la magnífica obra de la Iglesia de San Pedro, en Flores con el gimnasio, en Rivera hay una cooperativa en la localidad Cerro Pelado, un lugar interesante en mitad de la campaña».

El señor de los ladrillos

En 2005 el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Universidad de Princeton y el MIT de Massachussets, designaron «El año Eladio Dieste», en su homenaje. En 2006, el Día del Patrimonio Uruguayo, fue celebrado bajo el lema «Tradición e Innovación – Eladio Dieste: el señor de los ladrillos». Hizo 32 obras en Argentina, 27 en Brasil, 5 en España, 120 edificios industriales, 20 tanques de agua, 11 gimnasios, 10 silos, 6 iglesias y 2 muelles.

CONSTRUCCIONES EMBLEMÁTICAS DE ELADIO DIESTE

Iglesia de San Pedro en Durazno

No hay columnas ni pilares que separen la nave central de las naves laterales. Como éstas sumadas son más anchas y bajas que la central, en este sitio se ve una espacialidad vigorosa.

Iglesia de San Pedro en Durazno
Una muestra de los galpones en Young

Envasadoras de productos cítricos o silos conformaron otra área de trabajo de Eladio Dieste, un admirador de la arquitectura medieval, gótica o románica, y desinteresado por la posmodernidad.

Una muestra de los galpones en Young
La vivienda de Dieste en Punta Gorda

Se construyó entre 1961 y 63 en la calle Mar Ártico, en Punta Gorda. Los espacios modulados por las bóvedas. son las salas principales; las demás tienen por techo losa de cerámica plana.

La vivienda de Dieste en Punta Gorda
EstacIon de Salto con típicas bóvedas

Dieste construyó cáscaras de ladrillo onduladas que permiten techar cualquier superficie de 50 metros de ancho y de largo, sin necesidad de ningún pilar en donde apoyarse .

EstacIon de Salto con típicas bóvedas
Un techo de 50 metros de ancho

Sin demoler las paredes del viejo depósito del Puerto de Montevideo, solo reforzándolas, Dieste construyó una bóveda cáscara de 50 metros de ancho para cubrir 4.200 metros cuadrados.

Un techo de 50
metros de ancho