Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu Una identidad fuerte, que respete otras identidades: la fórmula para educar en una sociedad plural

captura-de-pantalla-2016-10-07-a-las-11-48-18-p-m

“Educar en una sociedad plural y posmoderna” es una cuestión “compleja” ya que se puede incurrir en “dejar solos a los hijos a la hora de educarlos”, advirtió el Dr. Iván López Casanova, experto español quien, en la última semana, brindó diversas conferencias en nuestro país sobre el tema “La educación familiar en una sociedad pluralista. Comprender, amar y educar en el siglo XXI”.

El especialista en temas de familia señaló la importancia de educar a los hijos para afrontar la pluralidad, amándola, sin caer en el relativismo y formándolos en una identidad fuerte y firme que respete otras identidades.

López Casanova es doctor en Medicina, especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo y ejerce en el Hospital Universitario de Canarias (Santa Cruz de Tenerife). Máster en Bioética  y en Educación Familiar, autor de diversos libros y columnista en un diario de Tenerife. Vino a Uruguay invitado por la Comisión Nacional de Familia y Vida y el Equipo de Pastoral Familiar de Canelones y Montevideo.

Durante su estancia en nuestro país, el experto en temas de familia disertó en la Universidad Católica del Uruguay, en Minas, Maldonado, la Universidad de Montevideo y en el Colegio San José y Liceo María Auxiliadora de Las Piedras.

En este último lugar,  donde brindó una conferencia el jueves 5, el Dr. López Casanova invitó a padres y docentes a comprender la sociedad posmoderna y su pluralidad y a “educar con alegría, en alegría y para la felicidad”.

Ante la “cuestión palpitante” del fracaso de la educación familiar en la adolescencia, el especialista advirtió que “el mundo familiar no se corresponde con el mundo real”. Por ello, señaló que hay que preparar a los hijos a “convivir con diversos idiomas morales: lo nuestro y lo ajeno”.

Subrayó que “una familia cristiana debe ver la pluralidad como una cosa preciosa, y cuando la entiende mejor podrá formar fuertes a sus hijos, aprendiendo a respetar otras identidades al tiempo que ese mismo respeto será el que exigirán para ellos mismos”. “Se ve a la sociedad como un mundo precioso en que nos respetamos todos”, dijo. Para ello, según el experto en familia, es necesario que los hijos adolescentes comprendan “las grandes ideas de fondo que subyacen en las diversas conductas morales y propias¨. “No se trata de plantearles una lista de recetas morales, sino de conectar conductas con ideas”, puntualizó. “Tampoco de proteger a los hijos de un ambiente adverso, cuanto de transmitirles el ideal de ayudar a otras personas a mejorar”, acotó. Para construir una identidad fuerte es relevante proporcionarle al adolescente la “idea de una misión valiosa” y la “aguda conciencia de vivir en una sociedad que, junto a valores positivos, presenta también una cara fea: la de una gran injusticia, la vulgaridad”. En este sentido, aclaró que es relevante que los hijos reciban el mensaje de que sus amigos “no son malos” sino que fueron “educados de un modo equivocado”.

El experto español planteó, asimismo, que “educar es transmitir la alegría de transformar el mundo con nuestra vida: con una misión y una aventura”.

Invitado en el programa “A diario” de El País TV, conducido por el periodista Gerardo Sotelo, el doctor López Casanova reconoció que si bien “hay cierta idea lógica para educar a los hijos, a la vez  falta mucha información”.

“Ahora estamos en una sociedad plural, preciosa, alcanzamos unos límites de libertad política maravillosos, pero la libertad no tiene solamente una dimensión política sino, además, una dimensión personal, y la libertad personal se puede educar para bien o para mal”, enfatizó.

El experto afirmó que “cada persona tiene que definir cómo educar a sus hijos” y resaltó que “lo importante es que la transmisión sea adecuada para no dejar a los hijos solos. El peligro es confundir pluralismo con no educar a los hijos o hacerlo de una manera muy pobre”. “Limitarse es extenderse”, dijo citando a Goethe.

“Algunas veces por la sociedad en que vivimos podemos dedicarles menos tiempo a los hijos, pero tenemos que saber darles una formación más firme, más fuerte, para que no vivan una soledad formativa y que aprendan a defender sus valores en la sociedad”, concluyó.

casanova-equipo