Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Una escolar repitió 4º año, pero el juez ordenó que debe pasar a 5º

LA REPÚBLICA |

EL COLEGIO APELÓ LA DECISIÓN DE LA JUSTICIA

Un colegio de Montevideo entendió en diciembre pasado que una niña no estaba en condiciones de pasar de año y debía repetir 4º, pero los padres no estuvieron de acuerdo y acudieron a la Justicia.

El juez Gerardo Álvarez, que en los días previos a Navidad estaba suplantando a la magistrada de Familia de 20° Turno, entendió que los derechos de la niña estaban siendo quebrantados y dio lugar al recurso de amparo.

Según informa ese sábado el diario El País, el hecho tuvo lugar en el colegio Santa María, más conocido como Los Maristas de 8 de Octubre, cuyo equipo técnico ya venía advirtiendo a los padres sobre el bajo rendimiento de la escolar.

Los padres no quedaron conformes con la decisión de hacerla repetir el año, porque entendieron que su hija debía seguir con sus compañeritos y, en todo caso, a esta altura del curso de Primaria no tenía sentido dejarla repetidora.

Se trata de un caso inédito y que sienta un precedente que atemoriza a las autoridades de Primaria. “Preocupa que exista un ámbito jurisdiccional que adopta decisiones que avasallan la especialidad técnica del ente autónomo”, indicó al matutino el consejero Héctor Florit.

Que sea un amparo, “que se maneja en situaciones extremas”, es aún más insólito, agregó Florit. “La familia no había agotado siquiera la vía administrativa”, señaló y citó que el Consejo de Primaria jamás recibió “una petición” para que se revise la postura del colegio.

Esta semana el centro educativo apeló el fallo. Parte del alegato, que es compartido por Primaria, se basa en la ley de Educación. En ella se establece que son los consejos de la educación los que supervisan los cursos y fiscalizan a los institutos, pero no un juez de turno.

Las autoridades del colegio no quieren hacer declaraciones “hasta que termine el proceso judicial”. Algunos de sus colegas, que prefirieron no ser identificados, temen que se esté “judicializando la educación”, señala El País. (Foto: Google Maps)