Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Una canadiense quiso restaurar la cabeza del niño Jesús, y le salió un pequeño demonio

MONTEVIDEO PORTAL |

Mala imagen

Marina von Stackelberg/CBC
Cunde el ejemplo del Eccehomo español. Una canadiense quiso restaurar la cabeza del niño Jesús, y le salió un pequeño demonio.

En el año 2012, la octogenaria española Cecilia Giménez deicida que no podía soportar más el lamentable estado de una pintura en la parroquia de su pueblo, Borja. Tras hablar con el párroco, obtuvo el visto bueno para acometer las tareas de restauración. El resultado es ya bien conocido, y el Eccehomo de Borja se ha transformado en un fenómeno mundial.

Un caso similar acaba de producirse en Ontario, Canadá, donde Heather Wise intentó devolver su esplendor original a una escultura de la Virgen María con el niño Jesús. La cabeza de la criatura había desaparecido, y la bienintencionada mujer intentó proporcionarle una nueva, con los resultados que están a la vista.

“Estaba tan triste. Me dolió mucho verlo, porque pensé ‘¿quién podría hacer algo así?’. No es un bonito ver eso así. Me dije: ‘Yo soy artista, me gustaría arreglarlo”, explicó Heather Wise al medio local Sudbury.com.

Además, aclara que la cabeza que esculpió en arcilla es solo temporal. Su intención es hacer una permanente con la misma piedra que la original, aunque nunca trabajó con esa técnica ni con ese material. Wise se siente privilegiada y dice que pedirá consejo a los proveedores locales de antes de empezar a trabajar con el cincel y el martillo, según informa el periódico matritense El País.

El párroco, Gérard Lajeunesse, fue quien encontró al niño Jesús sin cabeza en octubre de 2015. Pensaba que aparecería en las inmediaciones de la iglesia de Ste. Anne des Pins, como en otras ocasiones, pero al final se rindió. “Estoy muy agradecido de que Heather se haya ofrecido a hacer esto en un gesto de bondad”, afirmó Lajeunesse, que veía así cómo ahorrar los 10.000 dólares que costaría una nueva estatua.

El resultado de las “horas” de trabajo de la vecina recordó mucho al de Cecilia Giménez, la vecina de Borja. En medios como The Guardian comparan los dos casos y se hacen eco de las mofas en redes sociales, donde alguno ha comparado la cabeza de Jesús con Maggie Simpson.

Un equipo de la televisión canadiense CBC se acercó a hablar con el párroco. “La dificultad es que la artista tuvo que subir la barbilla para que la cabeza se sostuviese, porque se caía todo el rato”, explicó el cura.

La cabeza es un arreglo temporal, pero además es bastante efímera. En menos de una semana empezó a deshacerse por la lluvia. “No creo que dure mucho”, reconoció Lajeunesse, que afirma que la vecina esculpirá la definitiva en el próximo año.

Al párroco le llegaron quejas y comentarios de sorpresa y decepción con la nueva cabeza. “Es un primer intento. Ojalá el resultado final le guste a todo el mundo”, declaró a la televisión, antes de añadir: “No me prepararon para esto en el seminario”.

La historia del Ecce Homo sobrepasó la vida tranquila de la localidad oscense y de la vecina que lo intentó restaurar. Pero a la larga, sirvió para impulsar la economía del pueblo y se convirtió en un icono. En la parroquia de Sudbury solo han escrito el primer capítulo. Aunque otros Cristos de Borja en potencia, como el de serrín de Hellín o el tributo a David Bowie nunca lograron despegar tanto como la obra de Giménez.