Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Una ausencia muy larga, comprometida con el pensamiento crítico de la laicidad [Opinión]

LA REPÚBLICA |

Por: Raúl Legnani, Periodista

Hubo muchos integrantes de los movimientos sociales y políticos del país que tuvieron en los últimos tiempos momentos de disfrute ante distantes instancias relacionadas con la vida de LA REPÚBLICA, un periódico moderno con capacidad de marcar el ritmo de la agenda política.

A pesar de la constatación de estas zonas de tensión que hemos vivido en lo personal, debo reconocer que tuve el apoyo de decenas de personas que supieron identificar mi complejo estado anímico.

Es a ese grupo, que hace poco organizó un reconocimiento sobre mi actividad comunicacional, al que le debo mucho.
Hoy estamos en una etapa del pensamiento de la izquierda, que seguramente confluirá en nuevas formas de acumulación de fuerzas que apunten a fortalecer las expresiones que se emiten.

El gran esfuerzo que tenemos por delante apunta a que decenas de miles de uruguayos tengan el gran desafío de hacer confluir la opinión de los partidos políticos, de los sindicatos y de las distintas estructura sociales que predominan en diferentes rincones de nuestro país.

El país perdió el diálogo y la rutina de entenderse entre las partes, sabiendo que las diferencias entre los actores no pueden impedir la construcción colectiva en base al diálogo.

La nueva etapa que está transitando LA REPÚBLICA y nosotros mismos, va a ser parte de un grupo de ideas progresistas que deberán trazar etapas de construcción futura, imprescindibles para que renazca un Uruguay hermoso y profundamente humano.

Tenemos mucho para ofrecer, tenemos mucho para exigir. Somos parte de la historia y nadie nos va a separar de ese inmenso desafío. Que nadie ladre, porque los que han vivido esta compleja vida saben bien que nadie se va a entregar. Así somos, así seremos, cuando tenemos ideología, cuando tenemos sueños elaborados y compartidos.

Estoy dispuesto a dar todo mi tiempo de los próximos cuatro años cuando una nueva elección va a definir el futuro del progresismo, pero siempre sobre la base de dos condiciones.

Una de ellas implica que nos abracemos con fuerza a la laicidad, como la única propuesta de disfrutar la vida respetando la libertad de pensamiento y la incorporación de la ciencia a la cotidianeidad de la vida humana.

El otro desafío es que los pensamientos básicos de la experiencia humana hagan saltar en pedazos todo intento autoritario, vinculado al retroceso del pensamiento.

Por todo esto estaremos allí escupiendo a los canallas, a los que quieren morder el dolor del otro, para poder seguir existiendo.
Un día llegamos al periodismo sin darnos cuenta, pero quizás nos vayamos en algún momento, sin darnos cuenta, pero por ahora no es el momento