Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Un fuerte gesto del Papa: reunió a Santos y Uribe

EL PAÍS |

Apoyo del Vaticano al acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC.

El papa Francisco logró ayer reunir en torno a la misma mesa a dos rivales políticos: el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y al exmandatario Álvaro Uribe.

El sueño de Jorge Bergoglio se cumplió. Para Colombia y su dificultoso camino hacia la paz, es una ocasión muy importante y significativa.

Santos acaba de recibir el Premio Nobel de la Paz por los acuerdos con las FARC —que en agosto pasado puso fin a 50 años de conflicto con la guerrilla—, rechazados por el referéndum popular del 2 de octubre. El 24 de octubre se firmó un nuevo acuerdo, ratificado por el Parlamento. Desde agosto, en particular, Santos tuvo como antagonista a Uribe, su antecesor en la Presidencia de Colombia, que fue adversario del diálogo con las FARC.

Sobre las versiones que corrieron acerca de la presencia de Uribe, que indicaban que el Vaticano habría dispuesto de un avión privado para su llegada a Roma, el vocero vaticano, Greg Burke, precisó que tales rumores “carecen de fundamento”.

En cuanto a lareunión, algún progreso se percibe en la nota difundida por la Santa Sede tras las “conversaciones que tuvieron lugar en un clima de gran cordialidad”.

Del encuentro se destacó el “aprecio por el sostén del Papa al proceso de paz” en Colombia y el auspicio para “que tal paz sea estable y duradera”. “Se subraya a tal fin —explica la nota en el lenguaje críptico de la diplomacia— la importancia del encuentro y de la unidad entre las fuerzas políticas colombianas y del compromiso de las FARC, mientras la Iglesia local podrá proseguir ofreciendo su contribución en favor de la reconciliación nacional y de la educación en el perdón y la concordia”.

El papel de Francisco y de su diplomacia fue apreciado tanto por Santos como por Uribe. Además, la cordialidad de las conversaciones fue un respaldo al compromiso de las fuerzas políticas colombianas.