Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Tras conversar con Vázquez, Roballo baja el perfil del conflicto con la Iglesia y asegura que su crítica no fue “para tanto”

BÚSQUEDA |
http://www.busqueda.com.uy/nota/tras-conversar-con-vazquez-roballo-baja-el-perfil-del-conflicto-con-la-iglesia-y-asegura-que-su/ls-1970-512780a51a988e0b7939

“Siempre seguí la máxima de no escribir en caliente, pero siento una gran tranquilidad de espíritu haciéndolo en esta ocasión”. Así cerró el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, el mensaje de WhatsApp que le envió al cardenal Daniel Sturla después de indignarse por las repercusiones en los medios de comunicación que había tenido el documento elaborado por la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) en el que se denuncia una “fractura” social.

La filtración del contenido del mensaje escrito “en caliente”, difundido primero por Subrayado el jueves 19, dejó enfrentados al gobierno y a dirigentes del Frente Amplio con autoridades de la Iglesia católica. Después de unos primeros días de declaraciones cruzadas y tras mantener una conversación sobre el tema con el presidente Tabaré Vázquez, el prosecretario bajó el perfil de la discusión y dio por zanjado el conflicto con las autoridades eclesiales, dijeron a Búsqueda fuentes del Poder Ejecutivo.

Aunque Vázquez no es católico practicante, sí lo son su esposa María Auxiliadora Delgado y sus hijos, Álvaro y Javier: Álvaro es amigo de Roballo e integrante junto a él del Partido Demócrata Cristiano. La primera dama estuvo en octubre del año pasado en la misa que cerró el II Congreso Mariano de Montevideo, donde Sturla calificó como “una alegría” su asistencia. “Nos hace sentir que somos patria y que tenemos cerca de quien representa a todos los orientales en este tiempo a una mujer creyente, de fe, lo que nos ayuda a vivir”, valoró.

Fisuras y perplejidad.
El miércoles 18 los obispos uruguayos presentaron el documento, titulado Construyamos puentes de fraternidad en una sociedad fragmentada,elaborado tras estar reunidos una semana en Florida durante su Asamblea Plenaria. Al iniciar la conferencia de prensa, Collazzi planteó que el objetivo del documento era “tender puentes” en una sociedad donde aún subsisten sectores que no han podido acceder a niveles de vida digna.

Según la CEU, el documento es una mirada de los obispos de Uruguay dirigida en primer lugar a los católicos, pero también a todos los uruguayos de buena voluntad.

El contenido afirma que existen en la sociedad “fisuras” que “poco a poco” han ido separando a la población. “Nos cuestiona como país percibir muchos signos de deterioro del relacionamiento social, como el aumento de la violencia en diversos ámbitos: la familia, la educación, las calles, los espectáculos públicos”, señala. También apunta la inquietud de la Iglesia católica por el hecho de que todavía existan personas viviendo en las calles. “A pesar de las mejoras de los últimos años en los indicadores económicos y del impulso dado a políticas redistributivas, que crearon las condiciones para disminuir el número de familias en situación de pobreza, aún subsisten sectores que no han podido acceder a niveles de vida digna”, dice.

“Te confieso que quedé perplejo”, le manifestó Roballo al cardenal vía WhatsApp. En el mensaje cuestionó que la presentación de los obispos tuviera un “relato muy parecido” al del movimiento de los “autoconvocados” e incluso la relaciona con la oposición. “Discúlpame la suspicacia, pero hasta el nombre del documento coincide con la consigna del sector ‘Todos’ del Partido Nacional”.

Roballo menciona informes y estadísticas oficiales que reflejan la baja de la pobreza, la reducción histórica de la mortalidad infantil y la implementación de un sistema de cuidados para los más desprotegidos, “entre tantas cosas”.

“La academia y los analistas internacionales hablan de la década de la inversión social luego de décadas de rompimiento del tejido social”, reclama.

Después de que tomó estado público el mensaje, varios obispos le respondieron públicamente lamentando su postura “desafortunada” y sus posiciones “cómicas”. Por su parte, los legisladores oficialistas Daniela Payssé y Alfredo Asti, así como integrantes del equipo de comunicación de Roballo, defendieron en Twitter la opinión que le envió a Sturla.

Alberto Sanguinetti, obispo de Canelones, consideró “desafortunada” la postura de Roballo y sostuvo que tiene “cosas cómicas”, como la acusación de una intencionalidad política alineada con grupos y partidos contrarios al gobierno. “Nosotros no buscamos el voto de nadie”, indicó en Radio Carve.

Tras las repercusiones generadas por la filtración de su mensaje, Roballo admitió que lo envió en caliente. “Tendría que haberme imaginado que iba a trascender, pero estoy muy al mango, así que no lo evalué. Fue un WhatsApp escrito a modo de desahogo. Dudé un instante, pero lo mandé”, señaló el sábado 21 en La Diaria.

El martes 24 volvió a ser consultado en rueda de prensa, donde dio por terminada la polémica y quitó trascendencia a posibles consecuencias a futuro en el vínculo entre el Poder Ejecutivo y la Iglesia católica.

“No cambia nada, no hay una crisis de nada y de hecho, me llama la atención tantas preguntas porque no es para tanto. Quizás públicamente se presentó de una manera más dura de lo que en realidad fue”, dijo. “Mi mensaje no es un elemento que genere una irritación o distorsión importante en el relacionamiento o nada por el estilo. Fue un intercambio sobre aspectos que tienen que ver con el país. Quedó por ahí, un intercambio en buenos términos. Es parte de un juego positivo”.