Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

La Iglesia en los medios Sturla ya es cardenal

180.COM.UY |

El papa Francisco nombró cardenal a Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo, en una ceremonia este sábado en la basílica de San Pedro. Es el segundo uruguayo en ser nombrado cardenal. En total hay 20 nuevos, de los cuales cinco son latinoamericanos.

«Tenemos cardenal !!!», twitteó el obispo auxiliar de Montevideo, Milton Tróccoli, uno de los que acompañan a Sturla en el Vaticano en esta jornada. La delegación uruguaya la completan Enrique Iglesias, ex presidente del BID, Daniel Ramada, embajador en el Vaticano, y Francisco Bustillo, embajador uruguayo en España.

 

 

Antonio María Barbieri, arzobispo de Montevideo desde 1940 hasta 1976, fue el primer religioso uruguayo en ser nombrado Cardenal de la Iglesia Católica. Fue creado cardenal por Juan XXIII, en el Consistorio del 15 de diciembre de 1958.

Los 20 nuevos «príncipes de la Iglesia» recibieron la birreta roja así como el título y el anillo cardenalicio durante la ceremonia a la que asiste el papa emérito Benedicto XVI junto con cerca de un centenar de cardenales de todo el mundo.

Los nuevos cardenales representan a 18 naciones, seis de las cuales no habían contado jamás con un cardenal: Cabo Verde, Tonga, Birmania, Mozambique, Nueva Zelanda y Panamá.

Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia (México), Daniel Fernando Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo, José Luis Lacunza Maestrojuán, obispo de David (Panamá), José de Jesús Pimiento Rodríguez, arzobispo emérito de Manizales (Colombia) y Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán (Argentina) representan el continente latinoamericano.

El colombiano Pimiento, de 96 años, quien no pudo asistir a la ceremonia y el argentino Villalba, por superar los 80 años de edad, no tienen derecho a voto en caso de cónclave.

La ceremonia se desarrolló en varios idiomas y asistieron cientos de obispos, representantes diplomáticos, además del presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, el rey de Togo, Tupu VI, y la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, entre otros.

El número de miembros del sagrado colegio se elevó a 227, de los cuales 125 son «electores», es decir con derecho a voto en caso de cónclave por tener menos de 80 años.