Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Sturla se creyó el “macho perfecto”

LA REPÚBLICA |

ENTREVISTA CON LILIÁN ABRANCISKAS, DIRECTORA DE LA ONG MYSU

Por: Lucía Barrios

Hace unos días, el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla volvió a ponerse en el centro de la polémica: se refirió al papel de las mujeres dentro de la Iglesia Católica, afirmando que “el rol de la mujer no pasa por el sacerdocio”, que “la Iglesia tiene su organización como otros grupos humanos, por lo que dentro de ese orden está que el sacerdocio sea para los varones” y que “las feministas deberían defender la instalación de la Virgen”. Ante esta situación, LA REPÚBLICA dialogó con Lilián Abranciskas, quien es directora de la ONG “Mujer y Salud en Uruguay” (MYSU) y fue fundadora del colectivo Cotidiano Mujer.

La Iglesia y el Estado del Vaticano son “claros e históricos opositores a los derechos de la mujer”, afirmó Abranciskas. Según sus palabras, lo que dijo Sturla no fue nada novedoso: “No afirmó nada más de lo que ya sabemos. Además, cumplió con la regla básica del macho perfecto: en lugar de escuchar lo que le dicen las mujeres, se siente con el derecho a decirnos lo que tenemos que hacer las feministas”.

La directora de MYSU explicó que el comentario del arzobispo es el mismo “discurso histórico” que tenía la Iglesia, en el cual “siempre se maltrató a las mujeres”. Esta institución se ha “opuesto históricamente” a los derechos de las mujeres, sostuvo. “Lo hace acá, a través de la injerencia en la política pública, olvidándose que Uruguay es un Estado laico y lo hace el Vaticano a nivel internacional, especialmente en toda conferencia que realice Naciones Unidas sobre derechos humanos. Así que, por lo tanto, no es más que una perla más de su rosario de violación a los derechos de las mujeres. Esta iglesia históricamente ha sido conservadora, misógina y machista”.

Con respecto a la declaración de Sturla en la cual se decía que las feministas deberían defender la instalación de la virgen, Abranciskas sostuvo que significa “venir a decirnos lo que tenemos que hacer para que sea a fin a sus intereses. Las feministas no creemos en vírgenes y el trato que la Iglesia Católica ha mantenido con sus mujeres es históricamente discriminatorio.

A pesar de que María es la que concibe a Jesucristo, no está en la trilogía. Es una organización que piensa que las mujeres solo están para parir con dolor y para servirles. Sería impensable creer que él podría decir otra cosa. Hay que cambiar toda su institución, en ese sentido no solo tendría que pedirle perdón a los pueblos originarios, es una Iglesia que todavía tiene una enorme deuda con las mujeres y en lugar de pedirles perdón sigue queriendo tenernos sometidas y subordinadas”.

El papel de la mujer en la política

“El hecho de que no hay mujeres en las fórmulas presidenciales muestra una profunda ceguera de los partidos políticos: no son ni tan democráticos ni sensibles cuando están dejando de lado a más de la mitad de la población”, reflexionó Abranciskas. Sin embargo, consideró que es una “cuestión de tiempo” para que las mujeres ocupen los lugares de poder: “Estamos mucho más calificadas que los hombres dado de que 2 de cada 3 que egresan de la Universidad son mujeres”.

“Me parece que para que se sostenga y se profundice la democracia no se puede seguir excluyendo a más de la mitad del electorado, pero obviamente los varones no quieren ceder los lugares de poder que ocupan. Por lo tanto, si no será en las próximas elecciones, será a futuro, porque esto es una fuerza irreversible que no van a controlar”, agregó.

Mencionó que las mujeres deben llevar esta exigencia frente a quienes las representen y deben ser conscientes de que el “déficit es enorme”. “Cualquier partido que quiera decir que es demócrata, deberá tener a las mujeres como sus principales protagonistas. Ahora bien, no me interesa que lo hagan solo por un slogan. Hay que hacer un proceso emancipatorio que exige ser expresado en las propuestas del país. Por tanto, voy a ver cuántas mujeres están, pero también fundamentalmente cuál es el programa que cada partido político pone”.

Los dichos de Sturla

En una entrevista a “El País”, el arzobispo de Montevideo afirmó que “las feministas deberían defender la instalación de la Virgen”, ya que es “una imagen femenina que representa mucho para un alto porcentaje de la humanidad” y porque “es algo que toca la vida de muchas mujeres. Que se le niegue un lugar es inentendible visto desde fuera del país”. También declaró que no cree que “nadie quiera promover el aborto”.

Además, se refirió al papel de la mujer dentro de la Iglesia. “El papa Francisco ha sido clarísimo en que se mantiene la doctrina de siempre de la Iglesia, que fue reafirmada por Juan Pablo II, y que tienen las iglesias ortodoxas. El rol de la mujer no pasa por el sacerdocio. La figura humana en la Iglesia es la Virgen María, hay muchísimas santas. Muchas veces hay una idea de que no pueden mandar, el tema del poder, cuando el sacerdocio bien vivido, es un servicio al pueblo de Dios”.

“En términos históricos la mujer ha tenido una dignidad en la Iglesia que no encontraba afuera. La vida religiosa femenina siempre tuvo su autonomía con sus superioras electas y una vida de realizaciones que en otros sitios no había. Hay que situar las cosas en su contexto. La Iglesia tiene su organización como otros grupos humanos. Dentro de ese orden está que el sacerdocio sea para los varones”, agregó.

Con respecto al 8 marzo, declaró que la Iglesia “tomará alguna precaución” debido a que puede que las feministas pinten los templos católicos. Afirmó que “si existe la necesidad”, incluirán guardias de seguridad.

“El medio que decidió entrevista a Sturla es responsable”

Abranciskas declaró que el medio que le hizo la entrevista al arzobispo tiene “responsabilidad” porque decidió entrevistar a esta persona el fin de semana previo a la movilización del 8 de marzo. “Él dice lo que dice, pero me parece que es responsable el medio que decidió, el fin de semana previo, hacerle una entrevista en vez de hablar con mujeres que hace años luchan por esta causa.

La responsabilidad es del medio porque es el que decide qué voces poner cuando en realidad es indiscutible que el 8 de marzo es un día de lucha y que el feminismo sigue teniendo sentido para las generaciones más jóvenes. Claro que quieren combatirlo y lo van a hacer con todas sus herramientas: lo vienen haciendo desde siempre, no es nuevo”.

“Estoy preocupada por muchas más cosas que las paredes de las Iglesias”

Con respecto a los dichos de Sturla sobre que la Iglesia iba a “tomar precauciones” para el 8 de marzo, Abranciskas se preguntó lo siguiente: “¿por qué se puede dibujar en otros lados y en las paredes de la Iglesia, que ocupa un espacio público y está exonerada de impuestos, no está permitido? No es mi propósito que el 8 de marzo sucedan estas cosas.

Además, hay otros asuntos que tengo que hacer. Estoy más preocupada por el recorte al presupuesto de educación sexual en este país, por la objeción de conciencia, por el abuso sexual y por la injerencia del poder médico sobre la fuerza de las mujeres. Por tanto, estoy preocupada por muchas más cosas que las paredes de las iglesias. No es mi intención, ni mi propósito, ni tampoco forma parte de mis objetivos que sean pintadas. En todo caso, si tienen que limpiarlas será una buena manera para reflexionar por qué su institución está siendo expresión de rechazo”.